La 'maría' delató al traficante

El detenido escoltado por un agente, plantas de marihuana y droga intervenida en el domicilio  de Haro.  :: guardia civil
El detenido escoltado por un agente, plantas de marihuana y droga intervenida en el domicilio de Haro. :: guardia civil

Detenido un vecino de Haro que cultivaba marihuana en la terraza, traficaba con speed y tenía cámaras para vigilar la calle

LA RIOJA LOGROÑO.

La Guardia Civil de La Rioja, en colaboración con la Policía Local jarrera, ha desmantelado un punto de venta de speed y marihuana situado en un inmueble de Haro, en cuya parte exterior había una cámara de vigilancia para detectar la presencia de fuerzas policiales.

Los agentes entraron en esa vivienda por sorpresa el pasado día 6 de septiembre para intervenir la droga y evitar su salida al mercado durante las actuales fiestas de la Vega de Haro. En la actuación se detuvo a un hombre de 43 años, natural y vecino de Haro, como presunto autor de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas y de defraudación de fluido eléctrico, por un enganche ilegal a la red pública para abastecer de electricidad la vivienda.

Esta persona ya fue detenida por la Guardia Civil en diciembre del 2016, tras desmantelarse, en el interior de su antigua residencia en la ciudad jarrera, un completo laboratorio tipo 'indoor' destinado al cultivo intensivo de marihuana.

Esta operación, denominada 'Mazo', se inició a principios del pasado mes de agosto cuando la Policía Local de Haro comunicó a la Guardia Civil la existencia en una terraza en la calle Carrión de numerosas plantas de marihuana, con más de 1,6 metros de altura.

Los dispositivos de control desplegados en la zona determinaron que esta persona había convertido la vivienda en un punto de referencia, al que acudían numerosos jóvenes de la localidad para abastecerse de speed y marihuana.

El pasado día 6 los investigadores acordonaron la zona y entraron en la vivienda, donde intervinieron 182 gramos de metanfetamina, con los que se podían elaborar mas de 700 dosis de speed; 35 gramos de la misma sustancia ya preparada para la venta, 790 euros en efectivo, 17 plantas de marihuana de gran tamaño y objetos presuntamente sustraídos.

También se localizaron tres cámaras de vídeo vigilancia, seis teléfonos móviles y diferentes útiles para adulterar, envasar y distribuir grandes cantidades de speed y marihuana.

Fotos

Vídeos