Marca aboga por «abrir a los ciudadanos las ventanas de una justicia ágil y transparente»

Jueces y magistrados posan con el nuevo presidente del TSJ de La Rioja, Javier Marca, quien flanquea, junto a su antecesor, Ignacio Espinosa, a Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ. :: Justo Rodríguez

El nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja fija la erradicación de la violencia de género como uno de sus ejes prioritarios

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

«Tenemos que ganar día a día la batalla de la opinión pública, vendamos mejor nuestro producto». Tras jurar su cargo como presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de La Rioja, Javier Marca Matute (Huércanos, 1961) abogó ayer en su discurso por una Justicia -«muchas veces denostada», lamentó- que sea «transparente y abra sus ventanas a los ciudadanos porque así se estimula el buen gobierno y favorece que el comportamiento de los servidores públicos se ajuste a los principios de ética y de legalidad».

Ante un abarrotado vestíbulo del Palacio de Justicia de La Rioja, el espacio que sirvió de escenario a la solemne ceremonia presidida por Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Marca Matute defendió que «además de un Poder Judicial independiente, responsable y transparente, necesitamos una Administración de Justicia ágil y eficaz dotándola de los medios necesarios y, sobre todo, realizando las reformas que lo permitan».

Familia, tierra y trabajo

Tras acogerse a la fórmula del juramento para tomar posesión del cargo, el nuevo presidente del TSJ desgranó un discurso cargado de humor, sensibilidad y orgullo por su familia y su tierra riojana, con Huércanos su localidad natal en el eje. «Mi familia, mi tierra y mi trabajo son mis tres pasiones difíciles de controlar», se enorgulleció para mostrar su decisión de que «esta vuelta a La Rioja sea, no por la puerta grande, sino por la puerta de servicio, porque vengo a trabajar para los riojanos».

Con el compromiso y la responsabilidad de estar a la altura que requiere el cargo y de «continuar la excelente labor realizada por quien me ha precedido, Ignacio Espinosa», el nuevo presidente garantizó a los jueces y magistrados su «máxima colaboración para lograr que podáis trabajar en las mejores condiciones, preservando vuestra imparcialidad y defendiendo en todo momento vuestros derechos profesionales, y ello, sin hacer dejación de mis funciones de exigencia de responsabilidad».

No olvidó Marca Matute felicitar al Gobierno de La Rioja por el «importantísimo esfuerzo» que ha supuesto el nuevo Palacio de Justicia y, tras trasladar al Parlamento regional su compromiso personal en lograr la máxima colaboración desde el respeto institucional, avanzó algunos de los retos que se ha fijado para su mandato de cinco años. Aunque en primer lugar citó la implantación de la Nueva Oficina Judicial, el expediente digital, la reducción de la litigiosidad o la unificación de criterios judiciales, el nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja fijó su desafío clave en su frase final: «La erradicación de la violencia de género va a ser mi prioridad número uno», remachó.

Más

Fotos

Vídeos