Manos que hablan

Una intérprete de lengua de signos, ayer, en los estudios de TVR. :: MIGUEL HERREROS/
Una intérprete de lengua de signos, ayer, en los estudios de TVR. :: MIGUEL HERREROS

La Rioja se sumó ayer a los un actos conmemorativos del Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas

PILAR HIDALGO

El Parlamento de La Rioja acogió ayer por primera vez un acto de sensibilización por el Día Nacional de las Lenguas de Signos Españolas, una consideración que alcanza al castellano y al catalán.

Esta jornada se celebra en nuestro país desde el 2014 y la Asociación de Personas Sordas de La Rioja lo llevó ayer a la Cámara en la que se ve representada la sociedad riojana para «reivindicar el valor de las lenguas de signos como lengua de cultura, comunicación y de transmisión de ideas».

En La Rioja hay unas 3.700 personas con discapacidad auditiva reconocida, 90 de las cuales pertenecen a la citada asociación. Ante algunas de ellas, la presidenta del Parlamento riojano, Ana Lourdes González, manifestó el compromiso de que la Cámara Legislativa «seguirá velando para que ningún riojano sordo quede aislado, promoviendo su integración social y haciendo frente a todo tipo de barreras». En el hemiciclo también estuvo presente la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz, y la presidenta del colectivo de personas con discapacidad auditiva en La Rioja, Begoña Martínez.

Un manifiesto instó a que este sistema de comunicación sea patrimonio inmaterial

En su intervención, González enfatizó que «actos como éste contribuyen a promover el valor social de las lenguas de signos conscientes de que favorecen el intercambio de conocimiento y de cultura, además de la construcción de una sociedad igualitaria, solidaria y justa».

«Las lenguas de signos son en sí mismas señas de identidad y de continuidad de un colectivo que basa su visión del mundo y sus valores en el uso de estas lenguas», remarcó antes de añadir que «cuanto mayor sea su conocimiento y trascendencia, con más facilidad se adoptarán actitudes de tolerancia entre los ciudadanos».

A su vez, la presidenta del Parlamento regional agradeció a la Asociación de Personas Sordas de La Rioja su trabajo «para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad auditiva, fomentando la igualdad de oportunidades y favoreciendo su autonomía».

Como colofón al acto y en representación de la citada entidad, Teresa Alonso leyó en lengua de signos un manifiesto que instaba a que las lenguas de signos españolas se declaren bienes del patrimonio cultural inmaterial. Esta cuestión se recoge en la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad y les permitiría equiparar sus derechos lingüísticos a los usuarios de otras lenguas.

Además, y con motivo de la conmemoración de este día, TVR contó con una intérprete que tradujo a lengua de signos su informativo de las 14.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos