Manos amigas al otro lado de la línea

Manos amigas al otro lado de la línea

Con 109 casos de orientación especial, de los que 77 eran graves y urgentes, ANAR alerta de que la mitad de los asuntos fueron por violencia contra el niño El Teléfono del Menor atendió el año pasado en La Rioja 17.954 llamadas, el 29,89% más que en el 2016

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA

Logroño. La línea ardió en busca de una mano o una voz amiga. El Teléfono del Menor que gestiona la fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) atendió el pasado año en La Rioja 17.954 llamadas, casi medio centenar cada uno de los 365 días del 2017. La cifra supone un incremento del 29,89% respecto a las 13.822 llamadas del 2016 y del 88% en relación a las 9.550 del 2015, según destacaron ayer la directora general de Servicios Sociales, Celia Sanz; y la directora del Teléfono ANAR, Diana Díaz, al desglosar la actividad de los teléfonos de Ayuda a Niños y Adolescentes -900 20 20 10-, el número armonizado de ayuda a la infancia en la UE -116111- y el del Adulto y la Familia -600505152-.

«Estos datos muestran la importancia de este servicio para ofrecer a los menores un apoyo y ayuda personal para resolver, bien a través de sí mismos, bien a través de adultos de su entorno o profesionales, aquellas situaciones de riesgo en las que se ven inmersos», destacó Sanz, quien recordó que «el recurso cuenta con un equipo multidisciplinar, en el que, aunque los primeros en atender la llamada son los psicólogos, figuran orientadores sociales y jurídicos, abogados, todos ellos con conocimientos acreditados en materia de familia e infancia».

ALGUNAS CIFRAS

40,1%
de los casos atendidos por el Teléfono del Menor fueron por casos de violencia de todo tipo.
45,2%
de los asuntos atendidos por el teléfono del adulto y la familia eran también por violencia.
900 202 010
Teléfono Ayuda a Niños y Adolescentes
116111
Número armonizado de ayuda a la infancia de la Unión Europea
600 50 51 52
Teléfono de Adulto y la Familia
600 50 51 52
El servicio es gratuito, confidencial y funciona las 24 horas del día y las 365 jornadas del año

Aunque destacó que en la mayoría de las llamadas recibidas, los orientadores telefónicos tienen que realizar una labor de contención emocional, informar sobre el servicio o sobre algún recurso, «hay llamadas que requieren de orientación especial». Así ocurrió el pasado año en 109 de las comunicaciones, que «precisaban una valoración psicológica y podían necesitar posibles intervenciones o derivaciones a los departamentos social o jurídico», explicó la directora general de Servicios Sociales, que detalló que «en 77 de los casos, su urgencia, gravedad y complejidad requirieron una orientación compleja o una derivación a los recursos sociales de infancia y/o una intervención con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. De máxima emergencia fueron ocho, de las que dos fueron derivadas al ámbito judicial y las otras seis, al social».

Por su parte, Diana Díaz detalló que el principal motivo de los casos atendidos, no del conjunto de llamadas, fue la violencia contra los niños -maltrato físico, psicológico, abandono, agresiones, violencia de género, violencia escolar-, en especial «la violencia intrafamiliar o en el entorno doméstico, que es invisible y muy difícil de detectar». De hecho, resaltó que «la violencia en cualquiera de sus formas fue el principal motivo de consulta en el 40,1% de los casos recibidos por la línea del niño y el adolescente y en el 45,2% de la línea de adulto y familia. También, tras alertar de que las situaciones de maltrato, físico o psicológico, «son cada vez más frecuentes, uno de cada tres casos», avanzó que los menores consultaron por este motivo en un 22,8% de los casos y los adultos en el 30,9%.

Tras la violencia, las causas de la llamada fueron, en el caso de los menores, las dificultades de relación (25,6%) y los problemas psicológicos (14,1%); y en el de los adultos, los problemas jurídicos (separaciones, divorcios, custodias), en el 19,1%.

De los casos urgentes atendidos, el 53,2% fue de urgencia media y el 25%,7%, alta; respecto a los casos graves, el 40% fue de gravedad alta y el 38%, media.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos