El maltrato económico, nueva formas de violencia hacia los mayores

Constitución de la Comisión Técnica de Maltrato a pesonas Mayores. / GOB. RIOJA

Desde el año 2009 se ha atendido una media de 40 personas al año

LA RIOJA Logroño

El maltrato económico y el que ejercen cuidadores son nuevas formas de violencia hacia las personas mayores, en cuya detección se pretende avanzar a través de un protocolo que se va a crear para ello en los próximos meses.

Así lo ha explicado hoy el consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar, en una comparecencia pública tras presidir la constitución de la Comisión Técnica de Maltrato a personas Mayores., según explica Efe

El consejero ha destacado la "disposición a trabajar para prevenir cualquier violencia que afecte a los mayores" de todos los integrantes de la comisión técnica, en la que están representados, junto a su consejería, la delegación del Gobierno, las fuerzas de seguridad, el Ayuntamiento de Logroño y la Consejería de Salud, entre otras entidades.

Ha incidido en que en este trabajo "no se parte de cero" porque "ya se había impulsado un protocolo dirigido a la prevención del riesgo vital para personas con capacidad mental más limitada" y desde 2009 se ha atendido a unas 40 personas al año, muchas de ellas mayores.

Ahora, lo que buscan es avanzar en la detección de "cualquier comportamiento que sea susceptible de ser violencia contra las personas mayores" y para ello "hay que identificar los principales riesgos, que muchas veces están ocultos, porque tienen que ver con el entorno más cercano".

Escobar ha incidido en que se ha constituido el grupo de trabajo para elaborar un protocolo de detección e intervención y ha reconocido que "los supuestos más graves, los de un maltrato físico, son más fáciles de detectar".

Maltrato psicológico

Pero hay otros tipos de maltrato "en muchos casos psicológico o emocional" en los que "incluso quien los comete, que son los cuidadores de los mayores, no son conscientes de lo que sucede" y ante esas situaciones "es necesaria una mayor sensibilización" de esas personas".

Escobar ha incidido también otros dos "fenómenos preocupantes" que, por un lado, el "maltrato económico" que ocurre cuando aprovechando la ignorancia o la buena fe de los mayores, tras personas se intentan quedar con su patrimonio "y ante eso es necesaria la implicación de los notarios", ha dicho.

Y, por otro, están comprobando que existen "casos de violencia de género en personas mayores" y "actuar en esa cuestión y denunciar a alguien con quien mantienes una convivencia de muchos años no es fácil" pero "ya hay mujeres que se han atrevido a acudir a la Oficina de la Víctima y comprobar que hay salida".

Mecanismos de atención individualizada

Escobar ha reconocido que cuando los mayores se encuentran en residencias o acuden a centros de día "detectar estas situaciones es más fácil, y ya hay mecanismos y programas que ponen al mayor en el centro de su actividad con una atención individualizada".

Además, ha proseguido, ya se han creado grupos con trabajadoras sociales que trabajan en la sensibilización de cuidadores sobre qué es maltrato.

Pero ha incidido en que este tipo de situaciones serán más fáciles de identificar mediante el protocolo en el que se va a trabajar, para que esté hecho tras el verano como máximo, y que también incluirá "cómo prevenir, intervenir y evitar" cualquier tipo de violencia hacia personas mayores.

Además, ha explicado, la administración regional cuenta con recursos por si en este tipo de casos finalmente tiene que realizar la tutela de las personas mayores.

El consejero ha detallado que la Oficina de Atención a la Víctima ha trabajado en 11 casos, en 2016 y 2017, de posible maltrato a mayores por personas de su entorno "pero eso puede ser la punta del iceberg", ha explicado y también ha dicho que tienen constancia de una veintena de casos de posible maltrato económico a personas mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos