La madera constituye el principal recurso del espacio protegido

Los municipios de Villoslada y Lumbreras ingresaron el pasado año más de 540.000 euros por los distintos aprovechamientos, entre los que prima el forestal

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El parque natural Sierra de Cebollera constituye uno de los lugares de La Rioja en los que el aprovechamiento forestal cuenta con un mayor peso, al tratarse de una zona con bosques maduros.

En el 2016 (último dato disponible), la mayor parte de los ingresos procedentes de los aprovechamientos de este espacio protegido provinieron de la madera de pino silvestre con el 72% (393.725 euros). Los de caza mayor representaron el 8% (42.568,77 euros); la caza de palomas, el 7% (35.868 euros); y los pastos, el 10% (54.406 euros), según datos facilitados por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

LAS CIFRAS

212.121
euros invirtió la Consejería de Medio Ambiente en el 2016 en acciones de conservación.
393.725
euros ingresaron Villoslada y Lumbreras por el aprovechamiento de madera.
78.436
euros obtuvieron los municipios del parque por la caza mayor y de la paloma durante el pasado año.
99.646
euros recibieron las entidades locales a través de subvenciones.

Fruto de los aprovechamientos autorizados en los proyectos de ordenación de los montes de utilidad pública (madera, caza, pastos y leña), se obtuvieron unos ingresos de 542.427,7 euros, cifra similar a la media de los cuatro anteriores años.

Los montes de utilidad pública de Sierra de Cebollera son propiedad de los ayuntamientos de Villoslada de Cameros y Lumbreras, si bien su gestión corre a cargo del Gobierno de La Rioja.

A partir de unos estudios sobre el tipo de bosque y su capacidad de crecimiento, se articulan los proyectos de ordenación que establecen lo que se puede cortar y lo que no para preservar su sostenibilidad. «La Administración forestal señala qué se puede extraer de ese monte y el ayuntamiento lo vende y recibe el beneficio de forma íntegra», explica el director del parque natural Sierra de Cebollera, Jesús Laría. El pasado ejercicio se terminaron de aprovechar en Lumbreras y La Pineda la mayoría de los derribos producidos en noviembre del 2013, que afectaron a los pinares situados por encima de 1.550 metros.

No obstante, Laría incide en que los consistorios propietarios están obligados a invertir un 15% de lo que recaudan por este aprovechamiento en la conservación y mejora de estos montes. De forma paralela, el director de este espacio protegido agrega que el Ejecutivo regional «invierte también en esos montes porque generan beneficios para el conjunto de la sociedad y no sólo para el municipio propietario». En este sentido, apunta que se mejoran infraestructuras, pistas, aprovechamientos, alambradas o abrevaderos.

En el 2016, la Consejería dirigió 212.121 euros a este fin. Las principales inversiones se destinaron a la selvicultura preventiva y mantenimiento de fajas auxiliares, las áreas cortafuegos, cortafuegos, clareos y podas, toda ellas labores de protección de la masa forestal, que han supuesto una cuantía global de cerca de 133.000 euros.

El entorno del Parque Natural Sierra de Cebollera cuenta con una gran tradición maderera. Por este recurso se interesan fundamentalmente las serrerías de la comarca soriana limítrofe de Pinares dado que, además, los productos forestales de Sierra de Cebollera están amparados por la marca de garantía Pino de Soria-Burgos.

Reserva Regional

Laría detalla que los aprovechamientos de caza, otro de los que ofrecen mayor retorno económico, se gestionan a través de la Reserva Regional de Caza Cameros-Demanda; a excepción de la paloma que se regula por medio de la figura de los montes de utilidad pública. «Una parte de los beneficios de la caza va de forma directa al municipio y la otra de forma indirecta vía subvención», precisa el responsable del espacio protegido.

En cuanto a las subvenciones, las entidades locales del parque pueden optar a dos líneas de ayudas: las que se ofrecen a los municipios integrados en la Reserva Regional de Caza y las destinadas a colaborar en la financiación de actuaciones de conservación del medio e infraestructuras en el parque. Durante el 2016 se concedieron 99.646 euros en subvenciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos