Luisa Carcedo, del PSOE, lamenta la «progresiva mercantilización y privatización» de sanidad

Luisa Carcedo (iz.) junto a responsables del PSOE en La Rioja. /PSOE
Luisa Carcedo (iz.) junto a responsables del PSOE en La Rioja. / PSOE

La secretaria federal de Sanidad y Consumo del partido socialista cree que las decisiones del gobierno están encaminadas a dejar de lado la asistencia pública

EFELogroño

La secretaria federal de Sanidad y Consumo del PSOE, María Luisa Carcedo, ha lamentado hoy la "progresiva mercantilización y privatización del sistema nacional sanitario", que se justifica en un "supuesto equilibrio fiscal" a costa de los servicios públicos.

Carcedo ha ofrecido una rueda de prensa en Logroño acompañada por la portavoz parlamentaria socialista de La Rioja, Concepción Andreu, tras reunirse con profesionales sanitarios del Hospital San Pedro de la capital riojana.

La responsable federal de Sanidad del PSOE también tiene previsto desplazarse hasta Calahorra para mantener un encuentro con el comité de empresa de la Fundación Hospital de esta localidad y, por la tarde, se reunirá con representantes de asociaciones de consumidores.

Según datos de esta secretaria socialista, en 2010 la participación de la sanidad privada en los recursos públicos era del 25 por ciento, y en cuatro cifra esta cifra aumentó hasta el 30 por ciento.

A su juicio, la situación sanitaria en La Rioja, al igual que otras comunidades autónomas, es "consecuencia de las decisiones políticas", tomadas en la búsqueda de un "supuesto equilibrio fiscal".

Esta responsable socialista ha asegurado que en 2010 la sanidad supone el 6,4 % del Producto Interior Bruto (PIB), pero en 2020 se prevé reducir esa cifra al 5,57 %, lo que supondrá "muchos recursos públicos detraídos a este servicio asistencial".

A pesar de que la demanda sanitaria es mayor, por el aumento de la esperanza de vida, cada vez se dedican más recursos a la sanidad privada, a pesar de que "no está demostrado que la gestión privada sea mejor que la pública", ha recalcado.

Por ello, ha recomendado a todos los gestores públicos que defienden la privatización de recursos sanitarios que se dediquen a trabajar en esas empresas.

También ha insistido en que faltan recursos económicos para la sanidad pública, especialmente en personal, ambulancias y urgencias, lo que ha provocado un "deterioro de este servicio público", que es el "mejor valorado por los ciudadanos".

"Quitan las preguntas incómodas de las encuestas"

Carcedo ha asegurado que, hace unos años, el 97 % de la ciudadanía respondía en una de las preguntas del CIS que la sanidad, las pensiones, la educación y los servicios sociales no debían admitir ningún tipo de recorte, mientras que el Gobierno popular "hace lo contrario", por lo se retiró esa pregunta de la encuesta.

Por su parte, Andreu ha censurado la "total pérdida de la calidad asistencial de la sanidad pública en La Rioja", causada por la "opacidad" en las listas de espera, la gestión de personal y la derivación de 35 millones de euros anuales a empresas privadas.

La portavoz parlamentaria socialista ha subrayado que "no hay manera de saber cuál es el tiempo de espera antes de una intervención quirúrgica" y, además, cuando un paciente rechaza ser operado en una clínica privada, se le pone en el último puesto de la lista de espera.

En cuanto a la gestión de personal, las jubilaciones de los trabajadores no se han cubierto por falta de dinero, por lo que el trabajo se cubre a costa del personal que hay en activo, lo que conlleva mucho "estrés", de modo que ha pedido que sean los propios profesionales los que hagan un diagnóstico de la situación real.

Ha lamentado que, al derivar servicios a la sanidad privada, hay profesionales formados en el sistema público y recursos materiales que no se utilizan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos