Logroño puede esperar

Ceniceros, rodeado por sus colaboradores, ayer durante la reunión de la cúpula del PP. :: juan marín/
Ceniceros, rodeado por sus colaboradores, ayer durante la reunión de la cúpula del PP. :: juan marín

Ceniceros sitúa a dos personas de su confianza en la junta logroñesa, que sigue pendiente de renovarse

JORGE ALACID LOGROÑO.

A la misma hora en que su partido completaba la composición de la junta territorial que deberá decidir la presidencia de la agrupación de Logroño, su actual titular, la alcaldesa Cuca Gamarra, departía con quienes se acercaban por el stand de la capital en Fitur, Mariano Rajoy incluido. Desde la sede, se supone que sus fieles en la ejecutiva regional le informarían de los nombramientos acordados anoche para integrar la junta logroñesa en representación del aparato que dirige José Ignacio Ceniceros. Quien decidió situar a dos personas de su confianza (Ana Laura Navajas y Pablo Santaolalla) en ese máximo organismo de representación del PP de Logroño. Otro incondicional del presidente, Tomás López San Miguel, exdelegado del Gobierno y antiguo hombre de Pedro Sanz, se pone al frente de un órgano igualmente decisivo: el comité electoral, donde sustituirá como presidente al recién fallecido Martín Torroba.

No fueron las únicas noticias que salieron de un comité convocado, para desatar las suspicacias entre los afines a Gamarra, el mismo día en que Logroño protagonizaba su día en Fitur. Ceniceros completó el desmontaje del sector leal a su antecesor con el relevo en la gerencia, adelantado por Diario LA RIOJA. Ana Elvira Martínez cede su puesto a Cristian Ramón Trapero; con ella desaparece por lo tanto prácticamente todo vestigio de la larga etapa de Sanz al frente del PP riojano. La ronda de nombramientos desvelados ayer se completa con la designación de Juan José Álvarez como vocal del comité electoral, cuya secretaría pasa a ocupar otro favorito de Ceniceros, Juan Cerezo, un histórico dirigente del partido.

Ante los suyos, según el comunicado de prensa remitido por el partido, Ceniceros anunció la presencia inminente en Logroño de un peso pesado de Génova, Fernando Martínez-Maíllo, a quien se espera el día 29 en Logroño para un acto en torno al reto demográfico. El presidente reiteró su mensaje de abrir el partido a su militancia, mediante la creación de una serie de foros abiertos a la participación, en donde se inscribe la anunciada presencia de Maíllo. Las siguientes citas, pendientes de convocar, se ocuparán de reflexionar sobre la competitividad económica y los desafíos de la población joven. «Ofrecemos a los riojanos el único proyecto de futuro para esta comunidad», resaltó Ceniceros.

Del contenido de la reunión de ayer no se desprende cuándo se convocará la pendiente renovación de la junta de Logroño, cuya presidencia ocupa Gamarra, única aspirante conocida. A punto de cumplirse diez meses desde que el congreso de Riojafórum designó a la nueva dirección que capitanea Ceniceros, Logroño sigue esperando. Ahora queda por designar los últimos tres representantes en ese sanedrín que dirige los designios del PP en su principal agrupación: uno por parte de Nuevas Generaciones, la organización juvenil que también controla el aparato, y dos en nombre del grupo municipal, es decir, entre los afines a la alcaldesa. En su ausencia, dos de sus lugartenientes, Miguel Sáinz y Javier Merino, aprovecharon el turno de intervenciones para tomar la palabra. También lo hicieron Juan Antonio Elguea y, más conciliador según las fuentes consultadas, José Miguel Crespo.

Continuará.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos