La legumbre, al alza

De izquierda a derecha, Alonso, Sáez, Fernández, García, López y Neila. :: L. R./
De izquierda a derecha, Alonso, Sáez, Fernández, García, López y Neila. :: L. R.

La asociación que rige a los cultivadores acaba de renovar a su junta directiva, con Manuel García como nuevo presidente La alubia de Anguiano gana clientela y busca más mercados

F. DOMÍNGUEZ ANGUIANO.

La asociación de cultivadores de la alubia de Anguiano acaba de renovar su directiva, que desde hace unas fechas encabeza Manuel García, al que acompañan Álex Alonso, vicepresidente; José Ángel Sáez, secretario; David López, tesorero; y David Neila y Jon Fernández, vocales.

El cultivo de esta legumbre característica de la localidad que hace de puerta simbólica a la comarca del Alto Najerilla, sigue en un progreso sin precipitaciones pero firme. Sus cultivadores, según explicaba García, están preparando el terreno para la siembra y a expensas de ver qué pasa con el tiempo, «porque hasta la semana pasada hemos estado a 5 o 6 grados de temperatura y, claro, si siembras y pega una helada, es un riesgo», destaca el presidente. No obstante considera que aún tienen un margen cercano al mes para poder sembrar la futura cosecha.

LAS CIFRAS

29
son los productores, y aunque algunos van dejando el cultivo por edad, los jóvenes se van sumando.
hectáreas son las que se han cultivado en el 2017
Cada año va aumentando la superficie.

En cuanto a las ventas, desde la asociación están satisfechos. «Ahora ya tenemos un flujo de mercado en Logroño, tenemos muchas tiendas donde se vende y prueba de que se vende bien es que cada vez hay más gente que las pone y cada vez se siembra más», indica.

Además, trabajan en abrir nuevos nichos de mercado. «Desde la asociación estamos trabajando en ello, concretamente la semana pasada nos hemos reunido con gente del mercado de Chamberí, en Madrid, para hacer unas jornadas de degustación, entrar a vender en algunos puestos de alimentación de allí, y de ahí pasar a restauración», explicaba García.

Uno de los problemas es el de las falsificaciones, y para ello, «estamos valorando centralizar el envasado, es decir, hacerlo todo en Anguiano, para tener un mejor registro de dónde van las alubias. En ese sentido estamos tratando con la Consejería de Agricultura poder hacer una sociedad de transformación agraria que serviría para centralizar el envasado, lo cual nos permitiría poner un código de barras en las etiquetas y garantizar que nadie engañe a los clientes».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos