El ladrillo sigue de oferta en La Rioja

El ladrillo sigue de oferta en La RiojaGráfico
Fernando Díaz

El metro cuadrado de las viviendas nuevas de la región es, según Sociedad de Tasación, el más barato del país | Los riojanos 'únicamente' tienen que destinar el sueldo íntegro de 5 años para poder adquirir un piso cuando la media nacional se sitúa en 8 años

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Comprarse una vivienda a estrenar es de lo más sencillo y barato en La Rioja. O eso es lo que dice ST Sociedad de Tasación en su informe de enero del 2018, en el que analiza el comportamiento del sector inmobiliario durante el último trimestre del 2017 y traza el escenario de futuro que sus propios técnicos auguran para el ejercicio en curso. Y en prácticamente todos los indicadores La Rioja ocupa puestos de privilegio: se le atribuye uno de los precios del metro cuadrado más bajo de todo el país; es la región que menor 'esfuerzo' exige para adquirir una vivienda; es la comunidad que goza del mejor índice de accesibilidad...

Las cifras atribuidas a La Rioja son llamativas desde todos los enfoques. Las conclusiones de Sociedad de Tasación sostienen que durante el último año el precio del metro cuadrado construido de la vivienda de obra nueva en Logroño -el estudio solo aporta cifras regionalizadas de las capitales de provincia- creció entre el 1% y el 2% para situarse en 1.355 euros.

Más

Así, un piso 'tipo' de 90 metros cuadrados tendría un coste, de media, de 121.950 euros y sólo sería más económico adquirirlo en Extremadura (tendría un precio de 103.320 a razón de 1.148 euros el metro) y en la Región de Murcia, comunidad en la que el metro cuadrado se cotizó al cierre del 2017 a 1.206 euros (108.540 euros costaría esa vivienda de 90 metros).

Frente a lo que ha sucedido en La Rioja, a lo largo del último año el precio medio nacional para el conjunto de las capitales de provincia, apuntan desde Sociedad de Tasación, aumentó el 5% hasta situarse en 2.227 euros (cifra similar a la del 2014) tras registrar su tercer repunte anual consecutivo.

Con el precio del metro cuadrado acumulando tímidos incrementos después de que tocara techo en el conjunto del Estado en el 2007 (2.905 euros) y suelo en el 2014 (1.994), el esfuerzo que un riojano tiene que realizar para pagar su vivienda vuelve a ser el más bajo del país. Sociedad de Tasación lo calcula con el denominado índice de esfuerzo inmobiliario, esto es, el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano medio tendría que destinar para hacer frente al importe de una vivienda de tipo medio.

Aplicando ese criterio, un riojano tendría que dedicar su nómina íntegra durante 4,9 años para completar la adquisición de su inmueble. Es un esfuerzo ligeramente superior al de hace un año (entonces fue de 4,5 años), pero continúa bastante alejado tanto de la media nacional (7,6 años) como del techo histórico marcado en la región en plena burbuja inmobiliaria (11 años).

Y en la misma línea, el estudio aborda la capacidad de endeudamiento -relación entre el poder adquisitivo real de un ciudadano medio y el teórico necesario para la adquisición de una vivienda- en todas las comunidades. Salvo Baleares, Cataluña y Madrid, donde es insuficiente, en el resto del país los ciudadanos, con más o menos apuros, pueden acceder a la financiación de una vivienda. La Rioja logra en este apartado el mejor dato del país.

Así, durante el 2018, según Sociedad de Tasación «el mercado continuará la tónica de recuperación» gracias, entre otros factores al mantenimiento de la buena rentabilidad que proporciona el mercado del alquiler, el crecimiento del PIB, el ascenso del empleo», entre otros factores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos