La Justicia da la razón a los padres de Adrián en la demanda por su educación combinada

Los padres de Adrián Tobías Amilburu, Sonia y Marcos, posan con él y su hermano Rodrigo. :: J. Rodríguez/
Los padres de Adrián Tobías Amilburu, Sonia y Marcos, posan con él y su hermano Rodrigo. :: J. Rodríguez

La sentencia afirma que Educación vulneró «el derecho a la igualdad» al obligar al niño a matricularse en un centro especial

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

La Justicia ha resuelto a favor de la demanda de los padres de Adrián Tobías Amilburu, un niño logroñés de 11 años que padece epilepsia y hemiparesia. Después de haber cursado 2º de Primaria en el 2015-16 compatibilizando el centro de educación especial Los Ángeles con Escolapias a propuesta de la propia Consejería de Educación del Gobierno de La Rioja, esta combinación le fue denegada el año siguiente. Según declaró el consejero Alberto Galiana a Diario LA RIOJA meses atrás, «la escolarización combinada no está siendo lo suficientemente beneficiosa».

Esa respuesta no convenció a los padres de Adrián, quienes han luchado por mantener la escolarización combinada que ellos defienden sí es positiva para su hijo con argumentos que consideran que justifican su integración, como que, según Sonia Amilburu, la madre, «a mi hijo le han invitado a siete cumpleaños este año, algo que nunca había pasado». Entonces empezaron a recoger firmas a su favor y a día de ayer sumaban 27.282 a través de la plataforma Change.org. El siguiente paso, tras reunirse varias veces con el Gobierno de La Rioja, fue la vía judicial, apoyados por la Fundación Gerard por la promoción de las personas con diversidad funcional.

En una nota de prensa emitida por la presidenta de esta fundación, Carme Fernández Oliva, se explica que la familia Tobías Amilburu, «en defensa del derecho fundamental de su hijo a la educación inclusiva, decidió interponer un recurso contencioso-administrativo por derechos fundamentales, del que se ha producido fallo favorable en la sentencia». La resolución judicial desestima la resolución dictada por el consejero de Educación y el director general de Educación «por la que se acuerda la escolarización del hijo de los recurrentes en el centro de educación especial CPCEE Los Ángeles durante el curso escolar 2016-17» y anula «los actos administrativos impugnados por haber vulnerado el derecho a la igualdad», además de reconocer «el derecho a su escolarización en un centro de educación ordinaria, en la ciudad de Logroño».

El recurso ha sido liderado por el letrado Juan Rodríguez Zapatero, quien, según informa Fundación Gerard, «ya consiguió hace un año otro fallo similar, también favorable a la educación inclusiva, en la misma comunidad autónoma de La Rioja». No obstante, apunta la entidad, «en esta sentencia ha sido de nuevo relevante el informe técnico pericial y el informe del técnico de la Comunidad Valenciana Manuel Ávila Cañadas», haciendo referencia a la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad del 13 de diciembre de 2006.

Para Fundación Gerard, «la segregación educativa se justifica 'por' y 'es' consecuencia de malas prácticas educativas y administrativas, con una carga importante de prejuicios y creencias erróneas». La sentencia expone que «no resulta acreditado que para adoptar la resolución de escolarización en un centro especial se haya comprobado que es inviable la integración del hijo de los recurrentes en un centro ordinario ni que los apoyos que precisa el alumno solamente puedan ser proporcionados en un centro de educación especial, tampoco que los apoyos recibidos no hayan dado lugar a una evolución del alumno ni tampoco que sea previsible que su adaptación e integración social será reducida en un centro ordinario».

Es más, la resolución advierte de que la Administración no ha justificado «de forma válida» los motivos para la escolarización del alumno en un centro especial, por lo vulnera «los derechos fundamentales».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos