La Justicia condena dos veces en un mes y medio a una pareja por tráfico de droga

Agentes de la Policía Nacional en la operación del 7 de febrero. :: j.r./
Agentes de la Policía Nacional en la operación del 7 de febrero. :: j.r.

La Audiencia Provincial dicta dos fallos de cinco años de prisión contra un matrimonio que, días antes del primer juicio, fue detenido en otra operación contra el narcotráfico

L.J.R. LOGROÑO.

Dos meses y cinco días. Entre el 7 de febrero y el 12 de abril, un matrimonio de Logroño, R.N.S. y L.A.J., se ha convertido en el gran protagonista de la venta de droga a pequeña escala de la capital riojana. Una operación de la Policía Nacional para cerrar un activo punto de distribución ubicado en avenida de Navarra y dos procesos judiciales -y sus correspondientes condenas- han pivotado en torno a ellos.

Ayer, la Audiencia Provincial de La Rioja difundía el segundo de los pronunciamientos -fechado el 12 de abril-, que deriva de una operación policial desarrollada en abril del 2015. El tribunal ha condenado a cinco años de prisión a cada uno de los miembros del matrimonio como autores de un delito contra la salud pública (tráfico de drogas). El fallo apunta que «habían organizado en su propio domicilio [en el que vivían junto a sus seis hijos y un sobrino] un punto de venta de heroína, que era facilitada a consumidores que acudían al mismo para su adquisición». La sentencia argumenta que durante las labores de vigilancia de la vivienda, los agentes de la Policía Local reunieron suficientes indicios -entrada y salida de consumidores habituales que permanecían muy poco tiempo en la vivienda, registro e incautación a estas personas de papelinas de heroína y antecedentes penales por hechos similares (los dos fueron condenados en el 2012 a tres años de prisión por tráfico de drogas)- como para dictar una pronunciamiento condenatorio.

Este fallo viene a sumarse al que, el mismo órgano, dictó el 26 de febrero en relación a unos hechos, prácticamente idénticos, que tuvieron lugar entre finales de octubre y principios de noviembre del 2015. Entonces, la Policía Nacional y la Policía Local intervinieron a diferentes personas que habían salido del edificio de los condenados pequeñas cantidades de heroína que fueron base suficiente para que el tribunal les condenara a otra pena de 5 años de cárcel.

Pero ese mes y medio de constante presencia policial y judicial comenzó el 7 de febrero. Agentes de la Policía Nacional se desplegaban en avenida de Navarra y desmantelaban un «activo punto de venta de droga» ubicado en dos domicilios. Uno, el de los ahora condenados por partida doble; otro, el de sus familiares. Esa operación -aún en fase de instrucción por la Justicia- se saldó con siete personas detenidas entre los que figuran R.N.S. y L.A.J. Durante ese dispositivo, los agentes se incautaron de diferentes sustancias estupefacientes, dinero en metálico, armas blancas y defensas eléctricas (pistolas taser).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos