Julio fue un mes seco en La Rioja, aunque húmedo en extremo en algunas zonas

Las temperaturas alcanzadas en la región, según la Agencia Estatal de Meteorología, fueron medio grado más altas de lo normal

LA RIOJA LOGROÑO.

Julio fue un mes cálido en relación a sus temperaturas y ligeramente seco en cuanto a sus precipitaciones en La Rioja, según detalla la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su avance climatológico.

En cuanto a las temperaturas, el mes tuvo un comportamiento cálido, especialmente en el valle de La Rioja Alta, con un incremento medio de un grado respecto a las temperatura de referencia.

Este aumento osciló entre el medio grado de Logroño-Agoncillo (que suele tener una temperatura de 22,9 y registró 23,4) y la subida de 1,7 grados de la zona de Nájera.

El carácter pluviométrico de La Rioja en el mes de julio fue ligeramente seco, aunque por el efecto de tormentas propias del mes hubo puntos donde fue incluso extremadamente húmedo, según la Aemet.

Así, en Logroño-Agoncillo se registraron 86,6 milímetros acumulados, de modo que se superaron los 80,4 del año 1985. Los 82,6 recogidos el día 8 de julio suponen la máxima en 24 horas para toda la serie (1948-2017).

En el conjunto del país, el año hidrológico 2016-2017 (desde el 1 de octubre hasta el 30 de septiembre) está siendo el más seco de los últimos cinco años, al registrar una acumulación de precipitaciones media de 507 litros por metro cuadrado desde el pasado 1 de octubre hasta el 31 de julio, frente a los 578 litros durante el mismo periodo del 2016, los 563,2 del 2015, los 582,9 del 2014, y los 777,1 del 2013.

Al comparar el agua embalsada en España desde el 1 de octubre al 31 de julio de los últimos años hidrológicos, este ejercicio 2016-2017 es el más seco desde el 2012, cuando se acumularon 418,8 litros por metro cuadrado.

Fotos

Vídeos