Jueces y fiscales riojanos vuelven a concentrarse para pedir independencia judicial

Jueces y fiscales concentrados ayer a las puertas del Palacio de Justicia de La Rioja. :: miguel herreros/
Jueces y fiscales concentrados ayer a las puertas del Palacio de Justicia de La Rioja. :: miguel herreros

La movilización de ayer, que fue secundada por una veintena de profesionales de la judicatura, es el preludio de la jornada de paro del próximo día 22

C. NEVOT

logroño. Un jueves más jueces y fiscales de La Rioja se concentraron a las puertas del Palacio de Justicia para reivindicar mejoras laborales y medidas que redunden en la independencia judicial. La protesta de ayer, tal como explicó la decana de los jueces de Logroño, María Cecilia de la Iglesia, es el preludio de la jornada de paro prevista para el próximo 22 de mayo, que, en función de las negociaciones, podría desembocar en un paro general.

Las movilizaciones, que comenzaron el pasado 5 de abril, están convocadas por las cuatro asociaciones de jueces y magistrados y las tres de fiscales, que, entre otras medidas, solicitan acciones para reforzar la independencia judicial de los jueces, entre ellas, una reforma de la ley del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que sus vocales sean elegidos por jueces y magistrados.

Los jueces y fiscales exigen también el redimensionamiento de la planta judicial, una dotación de medios que permita prestar un servicio más eficaz y, respecto a la digitalización de la justicia, aseguró que «nos preocupa mucho en qué forma se está haciendo la reforma de nuestro trabajo porque queremos que suponga siempre un beneficio para el ciudadano y no un lastre y una dificultad a la hora de trabajar para nosotros».

LA FRASEMaría Cecilia de la Iglesia Decana de los jueces de Logroño «Nos preocupa mucho en qué forma se está haciendo la reforma de nuestro trabajo»

Respecto a la figura del Ministerio Fiscal, la decana de los jueces insistió en la necesidad de garantizar la independencia porque en ocasiones «se suscita la duda de si ha podido haber presiones o instrucciones».

Preguntada por los periodistas sobre el fallo de La Manada, De la Iglesia señaló que «los jueces tenemos la costumbre de no comentar las resoluciones de nuestros compañeros y esta sentencia tiene la validez que le confiere el hecho de que ha sido dictada por tres magistrados que están en el pleno ejercicio de sus funciones y va a ser objeto de revisión, dado que ya ha sido recurrida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos