Los jubilados vuelven a la calle para clamar por unas «pensiones dignas»

En torno a 250 pensionistas y jubilados riojanos se concentraron ayer frente a la Delegación del Gobierno.  :: sonia tercero/
En torno a 250 pensionistas y jubilados riojanos se concentraron ayer frente a la Delegación del Gobierno. :: sonia tercero

Más de 250 personas protestaron ayer en Logroño en contra de la exigua subida del 0,25% en sus pagas, lo que tildaron de «patochada»

PILAR HIDALGO LOGROÑO.

Alrededor de unas 250 personas, la mayoría jubilados y pensionistas, volvieron a concentrarse ayer ante la Delegación del Gobierno en La Rioja para exigir al Ejecutivo de Rajoy que «rectifique», ya que la subida del 0,25% prevista para el 2018 en sus pensiones es «una patochada».

Convocados por los sindicatos UGT y CCOO, los manifestantes se posicionaron tras pancartas con los lemas 'Defender las pensiones ¡es cosa de todos!' y 'Defiende lo que es tuyo ¡movilízate!'. Además corearon lemas como 'El 0,25% es una mierda' y 'Rajoy, cabrón, nos robas la pensión'. Durante el acto se recogieron firmas para instar al Gobierno central a que, en el marco del Pacto de Toledo, habilite «las medidas necesarias para que los pensionistas y jubilados recuperemos una fórmula que garantice el mantenimiento del poder adquisitivo de nuestras pensiones», como ocurría hasta el 2013.

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, Fernando Domínguez, tildó de «patochada» la exigua revalorización de las pensiones, al tiempo que aseguró que esta decisión «nos deja en la miseria». Así, reclamó al Ejecutivo central del PP «que rectifique, porque rectificar es de sabios, aunque ponemos en duda que lo sean».

LAS FRASESJesús García Jubilado «Estoy harto de que nos roben el dinero mientras sube la luz y nos dejan de cubrir medicamentos» Eloísa Vaquero Jubilada «Antes me marchaba todas las semanas a Bilbao a ver a mi familia y ya no puedo con lo que cobro»

Anuncio de Montoro

Por su parte, Maribel Zaldívar, de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, criticó que «nos están tomando el pelo», en alusión «al último anuncio de Montoro sobre la reforma del IRPF». «Muchos pensionistas, sobre todo mujeres, necesitarían cobrar tres veces más para pagar el IRPF. La fiscalidad que tenemos beneficia sólo a los que tienen las rentas más altas. A alguien con una pensión de 300, 400 o 500 euros, una subida del 0,25% no le supone nada», censuró.

Asimismo, indicó que desde los sindicatos «no sólo reclamamos una subida mayor, sino que también ofrecemos soluciones para que el sistema sea sostenible». «No se trata de un problema de gastar más, sino de que no se tienen los ingresos que se deben», completó, al tiempo que destacó la importancia de actuar en ámbitos como la economía sumergida.

Entre los jubilados concentrados, Jesús García se confesó «harto de que nos roben el dinero». Y es que desde la irrupción de la crisis, calcula que ha dejado de percibir unos 600 euros. «Y mientras tanto sube la luz, a los enfermos crónicos la Seguridad Social nos deja de cubrir medicinas esenciales...», enumeró.

Eloísa Vaquero señaló que tiene que apretarse el cinturón y hacer virguerías para que le alcance con los 400 euros que recibe. «Trabajé 8 años como autónoma, pero hasta que cotizas 15 no te los pagan», afirmó. Así que tiene que valerse de la paga de su marido, pese a lo que ha tenido que suprimir los viajes. «Antes me marchaba todas las semanas a Bilbao a ver a mi familia y ya nada».

Otra jubilada, que no quiso facilitar su nombre, consideró «injusto» que sólo entre en el baremo los últimos 15 años cotizados. Dijo que a ella, con 32 trabajados, esto le perjudica ya que sólo ha conseguido cobrar una pensión de 600 euros. «Ahora me voy a tener que poner a trabajar en B porque me van a poner cuatro implantes que me cuestan, entre todos, 5.000 euros», reconoció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos