«Los jóvenes no deben ver la agricultura como algo despectivo»

Rubén Hortelano, en su invernadero de Logroño, ahora en proceso de limpieza ante las nuevas plantaciones. :: s.m.
/
Rubén Hortelano, en su invernadero de Logroño, ahora en proceso de limpieza ante las nuevas plantaciones. :: s.m.

El horticultor, galardonado en los Premios del Campo, pondrá en marcha un campo demostrativo hidropónico Rubén Hortelano Agricultor

S.M. LOGROÑO.

Rubén Hortelano puso en marcha hace un par de años en Logroño un invernadero hidropónico en el que cultiva principalmente tomates y pimientos. Una iniciativa que fue reconocida en los I Premios de Campo en la categoría 'Innovación' y que sirve de impulso para un nuevo proyecto, con la puesta en marcha de un campo demostrativo.

-En la entrega de los Premios del Campo habló de algunos proyectos futuros, ¿cuáles son?

-Voy a realizar un campo demostrativo con ayuda de la Consejería de Agricultura y con algún productor de semillas de la zona. Va a ser un pequeño invernadero que sierva como modelo para todos aquellos agricultores que quieran entrar en este tipo de cultivos hidropónicos. Realizaremos un plan de costes, analizaremos todos los parámetros, cual es la producción, como se comporta la planta... Son variables que con el sistema de hidroponía cambia un poco por lo que se prentende que sirva de referencia para aquellos que quieran ponerlo en marcha.

«El sistema hidropónico se centra en la calidad pero hay que ir despacio»«El agricultor debe profesionalizarse y mirar hacia adelante» «Lo importante no es sólo obtener la calidad sino mantenerla»

-¿Qué otras características tendrá el campo?

-Será un invernadero de 600 metros en el que nos ajustaremos a la realidad de la agricultura y de sus profesionales, basándonos siempre en la calidad del fruto y la planta. El sistema que utilizamos es respetuoso con el medio ambiente y utiliza el agua de forma muy eficiente, ya que se da a la planta lo que necesita, ni más ni menos. Precisamente para hacerlo más sostenible intentaremos realizar algún cultivo exterior con el aprovechamiento del invernadero. En los próximos meses empezaremos a construirlo y el año que viene comenzará a funcionar.

-¿Qué cultivos se van a instalar?

-En principio serán dos variedades de pimientos de la zona, de asar y de freir, pero estaremos abiertos a probar otros productos hortícolas para ver cuales se adaptan mejor.

-¿Qué puede aportar un invernadero hidropónico para que interese a nuevos agricultores?

-Ofrece una innovación técnica, pero basada en un sistema austero y eficiente, sostenible económicamente, que valga para que cualquier persona lo instale en cualquier sitio, empezando a cubrir costes a partir del tercer año. Es un sistema que se centra en la calidad pero hay que ir despacio, ya que si vas a lo grande los riesgos se multiplican. Es un error pretender el beneficio rápido.

-¿Puede abrumar este método tan técnico a los agricultores?

-Partimos de la base de que el agricultor debe profesionalizarse y mirar hacia adelante. Tiene que tener formación y es algo que determinará su éxito. La apuesta de un sistema hidropónico es grande y por ello se requiere cierta formación y un perfil más técnico. Tenemos que acostumbrarnos a reconvertirnos y es fundamental dar los pasos para que los agricultores tengan mayores conocimientos y que los compartan para beneficiarnos todos y hacer de este sistema algo más competitivo.

-¿Es difícil plantear estas innovaciones en un sector que parece cada vez más envejecido?

-La Rioja tiene que renovar su masa personal agrícola y que los jóvenes no vean la agricultura como algo incluso despectivo. El perfil del agricultor en la actualidad es de una persona que busca un modelo cercano y de calidad, con sistemas modestos, sostenibles y profesionales pero basados en lo tradicional. El agricultor de toda la vida tiene que sentirse identificado con estas innovaciones porque al final son cambios sólo técnicos y la experiencia de la tradición nos ayuda mucho y es la base.

-Después de un par de años, ¿cómo valora su experiencia desde que puso en marcha su invernadero hidropónico?

-El primer año fue más complicado y tuvimos que ajustar los cultivos, pero a partir del segundo ya salimos al mercado y nos pudimos centrar en la producción. Los resultados son muy buenos, y lo importante es no sólo obtener una producción de calidad sino mantenerla, por lo que hay que controlar muy bien todos los parámetros del invernadero, de las plantas y el producto final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos