Una jornada normal en Urgencias

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

A pesar de la notable incidencia de la gripe en La Rioja, el servicio de Urgencias vivió el jueves una jornada bastante tranquila, similar a la de cualquier otro día del año. De hecho, a las nueve de la mañana apenas había una docena de personas (acompañantes incluidos) en la sala de espera del hospital San Pedro, por lo que el tiempo de espera tanto para clasificación como para la propia consulta médica era bastante reducido.

Con el paso de las horas, conforme la hora de comer se iba acercando, la afluencia de visitantes al servicio de Urgencias fue creciendo. A las 13.00 horas, el número de personas en la sala era algo superior al medio centenar, aunque seguían quedando bastantes asientos sin ocupar.

Una vez la noche cayó, la instalación sanitaria se fue vaciando. Es más, los aparcamientos, que hasta ese momento ofrecían pocos huecos para los conductores, se empezaron a vaciar y dejar el coche resultaba mucho más sencillo que en las horas previas. Dentro de Urgencias, por su parte, había cada vez más asientos libres y, por lo tanto, el tiempo de espera para ser atendido iba disminuyendo igualmente.

Esta tranquilidad de ayer, eso sí, no tiene por qué trasladarse a las próximas jornadas, ya que la epidemia de gripe continúa activa en La Rioja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos