Jornada complicada para circular en el norte del país

La nieve obligó al uso de cadenas en la autovía de Leizarán y en la AP-1 en la zona de Pancorbo

L.R. LOGROÑO.

La masa de aire polar, que provocó ayer precipitaciones en forma de nieve en cotas muy bajas, entre los 200 y los 500 metros, causó problemas de circulación en las redes principal y secundaria de buena parte del norte del país.

En Castilla y León, el temporal obligó a cerrar al tráfico seis tramos viarios de Palencia, León y Burgos, con otros dieciséis en los que fue preciso el uso de cadenas, incluido el de la AP-1 entre Grisaleña y Pancorbo, en la provincia burgalesa, la más afectada por la nieve.

En la comunidad de Aragón los principales problemas se registraron en la provincia de Huesca, en donde la nieve comprometió el tráfico en varios tramos de diferentes carretas autonómicas.

La nieve también obligó a circular con precaución por la autovía de la Meseta (A-67), a la altura de Reinosa, en Cantabria, donde se restringió durante buena parte de la jornada el paso de camiones por el puerto de Pozazal, mientras que hubo que cerrar los puertos de Lunada y Estacas de Trueba y la carretera de La Gándara, en la red autonómica cántabra.

Navarra y País Vasco

En Navarra, las intensas nevadas provocaron el cierre de cuatro carreteras secundarias y durante parte de la jornada fue obligatorio el uso de cadenas en la Autovía de Leizarán (A-15) y la N-135 (Pamplona a Francia por Valcarlos).

El temporal, que mantiene al País Vasco en aviso especial por precipitaciones que pueden acumular hasta 15 centímetros en alturas por encima de los 600 metros, obligo a cerrar totalmente al tráfico los puertos de Opakua y Herrera (Álava).

Además, en Galicia, el viento y la niebla fueron protagonistas y condicionaron la circulación en la provincia de Lugo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos