Javier Marca advierte del peligro de legislar «a golpe de Telediario» tras el 'caso Gabriel'

Javier Marca, en su despacho en el TSJR, en una imagen de archivo. ::/Antonio Díaz Uriel
Javier Marca, en su despacho en el TSJR, en una imagen de archivo. :: / Antonio Díaz Uriel

El presidente del TSJR considera «aceptable» la pena máxima de prisión «siempre que esté orientada hacia la reeducación y la reinserción social»

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

El trágico caso de Gabriel ha avivado aún más el ya de por sí encendido debate de la prisión permanente revisable, un castigo introducido en el Código Penal hace dos años y medio que podría tener una vida muy corta en España. El Congreso de los Diputados debate este jueves la abolición de un instrumento por el que claman los padres de Diana Quer, los de la niña Mari Luz Cortes y también los progenitores de la joven Marta del Castillo, que se han embarcado en una cruzada en la plataforma change.org para que no se acabe con la máxima pena privativa de libertad que existe en el Código Penal español.

Con el debate sobre esta polémica cuestión a la vuelta de la esquina, Javier Marca, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR), apuesta porque el legislador, cuando tenga que tratar estas cuestiones «lo haga en frío porque cuando lo hace en caliente, es decir, cuando se legisla a golpe de Telediario tienes la posibilidad de pasarte de frenada, en el sentido de adoptar unas decisiones que a veces no son demasiado adecuadas».

Se confiesa partidario de las penas privativas de libertad de muchos años -matiza que es su opinión personal- porque, entre otras cuestiones, «hay estudios jurídicos que no lo recomiendan, porque dicen que la prisión pierde en esos casos la finalidad para la que está prevista». No obstante, cree «aceptable» este instrumento siempre que se respete el artículo 25.2 de la Constitución, que hace referencia a que las penas privativas de libertad estén orientadas hacia la reeducación y reinserción social. En definitiva, «la prisión permanente revisable puede ser mejor o peor dependiendo de cómo se regule, es decir, para qué delitos, cuáles son los periodos máximos de cumplimiento y cuáles las posibilidades de revisión de esa situación de prisión». De tal manera que «no estamos hablando de una cadena perpetua, sino de una revisión cada 'x' tiempo y de esto depende que sea una legislación mejor o peor».

José María Cid Monreal Decano abogados de La Rioja «Determinar por un tercero que una persona no va a volver a cometer acciones delictivas es complicado»

El decano de los abogados riojanos, José María Cid Monreal, prefiere ser cauto y dejar al Tribunal Constitucional que se pronuncie sobre la constitucionalidad o no de esta figura recurrida por toda la oposición en junio del 2015. En cualquier caso, entiende que «quien diga que sabe que esta prisión evitará la reincidencia está equivocado porque es un tema complejo» y apostilla que estas palabras las dice a título personal y no como representante de los más de 600 abogados colegiados en la institución que él preside.

«Determinar por un tercero que una persona no va a volver a cometer acciones delictivas es muy complicado», apunta, aunque entiende que «cuando pasan cosas como lo de este fin de semana la gente se enerva y con razón porque lo ocurrido ha sido una barbaridad».

Sea como fuere, la continuidad de este tipo de pena pende de un hilo teniendo en cuenta que el terrible suceso no parece haber movido de sus posiciones a los grupos parlamentarios.

En concreto, este jueves el PP y Ciudadanos presentarán sus enmiendas a la totalidad para intentar que la reforma del Código Penal propuesta por el PNV a través de una Proposición no de Ley -que persigue derogar este instrumento- no prospere. No obstante, 'a priori', parece que estas dos iniciativas parlamentarias no tendrán el apoyo necesario y la prisión permanente revisable acabará en el cajón del olvido. Sólo un cambio de posición de PSOE o de Podemos, algo poco probable, mantendría su vigencia.

PP y Ciudadanos lejos de acabar con la prisión permanente revisable piden que se amplíen los supuestos de aplicación, que a día de hoy, se ciñen a los casos de asesinato en los que concurra una específica circunstancia agravante: la víctima sea menor de 16 años o se trate de una persona especialmente vulnerable, sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual, en los asesinatos múltiples, en los cometidos por miembros de una organización criminal, delitos contra la Corona (matar al Rey, o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes, o a la Reina consorte, entre otros), contra el derecho de gentes (matar o violar la inmunidad personal de un jefe de Estado extranjero o de otra persona internacionalmente protegida por un Tratado), de genocidio, de lesa humanidad y de obstrucción de la recuperación del cadáver, entre otros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos