Jaque a la araña roja

Los efectos de la araña roja. Vid atacada por la araña roja, sujetada por los investigadores Miodrag Grbic y Cristina Rioja, en una foto de archivo. :: ur
Los efectos de la araña roja. Vid atacada por la araña roja, sujetada por los investigadores Miodrag Grbic y Cristina Rioja, en una foto de archivo. :: ur

La araña roja es una plaga global que afecta a decenas de cultivos y causa pérdidas de mil millones de euros al año El equipo del investigador de la UR Miodrag Grbic halla el gen que permite a este insecto hibernar y sobrevivir

LA RIOJA LOGROÑO.

Primero fue lograr la secuencia completa de su genoma -lo que ya constituyó un hito de por sí en el 2011- y, ahora, acaban de descubrir el gen que le permite hibernarse y, por tanto, sobrevivir. La araña roja ) es un insecto minúsculo, de no más de medio milímetro en los ejemplares adultos, pero su poder de destrucción es inmenso: la plaga de este insecto afecta a decenas de cultivos y provoca daños valorados en mil millones de euros al año. Por eso hay un equipo internacional de científicos -entre los que figura Miodrag Grbic de la UR- empeñado desde hace años en desentrañar los entresijos de este bichito y ahora acaba de dar un paso fundamental, que ha sido publicado en la prestigiosa revista 'Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos' (PNAS).

El responsable es un gen que procede de hongos y que permite a la araña producir proteínas anticongelantes. De esta manera, el bichito es capaz de hibernar y sobrevive a los inviernos fríos en lugar de morir (para un insecto como esta araña es vital hibernar, ante las bajas temperaturas quien no es capaz de hacerlo, sucumbe).

El 'quid' de esa capacidad -que juega un papel fundamental para la distribución global de esta plaga- ha sido descubierta por un grupo de científicos de varios países (Bélgica, Holanda, Estados Unidos, Grecia, Canadá y España) -entre ellos Miodrag Gribic, de la Universidad de La Rioja en el Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino y de la Universidad de Western Ontario (Canadá). El hallazgo fue posible gracias a la tecnología innovadora en análisis genómico desarrollada por este 'Consorcio Araña Roja' que dirige Grbic.

En definitiva, la clave está en que la araña ha mostrado una insólita capacidad para sintetizar carotenoides, gracias a ese gen de los hongos, lo que le permite producir estas proteínas anticongelantes que le ayudan a sobrevivir. No se sabe cómo ha adquirido esos genes, a los que se cree también responsables del color rojo, pero ese color típico no está presente en individuos aislados en laboratorios de Holanda y Japón, donde diversas mutaciones producen un ácaro albino. A este ácaro mutante no le es posible hibernar entrando en diapausa. Y los investigadores han conseguido hallar el sitio exacto en que muta el genoma.

Fotos

Vídeos