El IRVI gestionó 223 contratos de alquiler con una renta media de 302 euros al mes

El consejero Carlos Cuevas. :: m. h./
El consejero Carlos Cuevas. :: m. h.

El programa de la 'bolsa de alquiler' de vivienda experimentó un incremento del 2,8% en el último año

M. MAYAYO LOGROÑO.

Bueno para el propietario que tiene garantizado el cobro de la renta y el mantenimiento del piso y bueno para el inquilino que accede a un hogar a un precio asequible (el ahorro estimado es del 48,7% respecto al mercado, según enalquiler.com). El consejero de Fomento, Carlos Cuevas, loó ayer las ventajas de recurrir a la bolsa de alquiler del IRVI para encontrar un piso -a la que puede acceder cualquier ciudadano- al tiempo que hizo balance del programa, acompañado por Carlos Alonso, director general de Vivienda y gerente del IRVI.

El consejero destacó que este programa es una 'pata' esencial de la política social del Gobierno regional y, en ese encaje, situó a los jóvenes que «encuentran una alternativa viable para su emancipación» y a las familias en situación de vulnerabilidad que pueden optar a este alquiler por medio de las ayudas y otras medidas específicas, sin perjuicio de que la vocación de la bolsa del IRVI es universal.

REQUISITOS

euros brutos al mes es el ingreso medio del que dispone la persona que accede a un piso de alquiler de la bolsa
El perfil apunta a un individuo de 39 años, con estudios medios y un contrato fijo.
1.262
Arrendador
1
Ser persona física con capacidad jurídica y de obra suficientes para arrendar la vivienda.
2
Acreditar la liquidación de ITP y AJD, en la modalidad de transmisiones patrimoniales correspondiente al afianzamiento de las rentas, caso de fiador personal, o en la modalidad de acto jurídico documentado si la garantía se documenta en aval bancario elevado a escritura pública.
3
Fianza por importe de una mensualidad de renta.
4
Certificado de Eficiencia Energética en vigor.
5
450 euros es la renta máxima fijada que no se puede exceder.
1.262
Arrendatario
1
Ser persona física mayor de edad o emancipado.
2
Ingresos acreditados. Estar al corriente de obligaciones fiscales y de pagos vencidos.
3
Acreditar la liquidación de la ITP y AJD en transmisiones patrimoniales por el arrendamiento.
4
Asesoramiento gratuito por parte del IRVI a ambas partes. Redacta el contrato y media en conflicto.

Como datos globales, el IRVI ofreció el año pasado 245 viviendas y formalizó 223 contratos de arrendamiento -el 2,8% más que el año anterior- con un precio medio de 302,7 euros al mes -la renta media del mercado se situó en 701 euros-. Tanto Cuevas como Alonso pusieron el acento en la baja conflictividad (221 de los alquileres incluían una cláusula para la mediación que sólo fue activada en un caso) y en la casi nula morosidad (0,05). Al respecto, Alonso matizó que en los últimos ocho años se han garantizado 8,5 millones de euros y de esa cantidad sólo se materializó el riesgo en 4.836 euros en un alquiler social por impago. «El histórico nos dice que no va a haber quebraderos de cabeza y que el inquilino cumple», enfatizó el consejero.

Parece haber confianza por ambas partes y prueba de ello es que de los 3.743 contratos que se han formalizado desde que en el 2002 se puso en marcha este programa, 1.035 siguen activos, una cifra destacada por los responsables.

Otro ejemplo: en los últimos tres años ha ido al alza el número de propietarios que repiten y vuelven a inscribir su piso en la bolsa una vez que expira el tiempo máximo de tres años estipulado en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU); así sucede en dos de cada tres contratos, según expuso Carlos Alonso.

Repiten los que ya están en la bolsa pero, por contra, se observa un decrecimiento en la entrada de nuevos pisos: sólo 85 ingresos el año pasado. La razón, teorizó Alonso, es que las condiciones del mercado han cambiado y los propietarios habrán optado por vender.

El perfil

En cuanto al perfil del inquilino, la estadística indica que se trata de una persona de 39 años, con estudios medios, contrato fijo y unos ingresos de 1.262 euros al mes. Y respecto a la tipología de la vivienda, se ubica en Logroño (8 de cada 10), está amueblada (9 de cada 10) y tiene entre 2 y 3 habitaciones.

Los años con más actividad de la bolsa coincidieron con los de mayor impacto de la crisis, años en los que se llegaron a formalizar hasta 369 contratos. A partir del 2015, coincidiendo con la incipiente recuperación del mercado inmobiliario, los contratos formalizados han sido de 246 (2015), 217 (2016)y 223 (2017).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos