Menos IRPF para las rentas entre 20.200 y 50.000 euros

M. J. GONZÁLEZ LOGROÑO.

Al margen del Impuesto de Patrimonio, la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos prevé la rebaja de «un punto» de la escala autonómica del IRPF para las rentas medias y bajas, según el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez. La tarifa descenderá el 0,4% para quienes declaren hasta 20.200 (tramo 2) o hasta 35.200 euros (tramo 3) y el 0,2% para quienes tengan ingresos que no superen los 50.000 euros. Esta medida beneficiará a 107.598 declarantes, que se ahorrarán algo más de 4,4 millones de euros, según los cálculos del Ejecutivo.

Otras novedades fiscales para el próximo ejercicio son la incorporación de más deducciones en este impuesto para las familias: cien euros mensuales por cada hijo de 0 a 3 años de familias que tengan su residencia o trasladen la misma a pequeños municipios, siempre que se mantenga la misma durante al menos 3 años; deducción de 600 euros anuales por cada hijo de 0 a 3 años matriculado en escuelas o centros infantiles de La Rioja que estén en municipios de menos de 100.000 habitantes; incremento del 15% al 30% de la deducción por gastos en escuelas infantiles o personal contratado para cuidado de menores de 3 años para contribuyentes que fijen su residencia en municipios de menos de 1.000 habitantes y aumento del mínimo por descendientes discapacitados en el 10% para familias numerosas. En total, el Ejecutivo calcula que estas bonificaciones llegará a 6.582 beneficiarios con un coste para las arcas públicas de algo más de 3,2 millones de euros.

La tercera novedad que incorpora la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas del 2018 es la extensión a las donaciones de la deducción del 98%-99% que ahora existe entre padres e hijos en las sucesiones. La Administración riojana entiende que detrás de estas donaciones hay ayudas para la vivienda y financiación para proyectos empresariales. El impacto global que estima el Ejecutivo que tendrán ambos beneficios es de 60,1 millones de euros, que alcanzarán a un mínimo de 6.145 riojanos.

Estas novedades, junto a las bonificaciones ya existentes, favorecerán el próximo año a 129.232 riojanos con 73,5 millones de ahorro. Si a a las deducciones autonómicas, se suman las estatales, la cuantía asciende hasta los 289,4 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos