Investigar para atender mejor

Acítores y Gil de Gómez, ayer en el CIBIR con un grupo de residentes, autores de algunos de los proyectos de investigación. :: Fernando Díaz/
Acítores y Gil de Gómez, ayer en el CIBIR con un grupo de residentes, autores de algunos de los proyectos de investigación. :: Fernando Díaz

Los residentes del SERIS presentan 23 proyectos de investigación en Ciencias de la Salud

ROBERTO GLEZ. LASTRA LOGROÑO.

Dos años de trabajo se concretarán en 23 nuevos proyectos de investigación que aportarán resultados aplicables a la práctica clínica para contribuir a mejorar la atención sanitaria en La Rioja. El Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) acogió ayer la primera sesión -hoy es la segunda- de presentación de los proyectos de investigación realizados por los residentes de Servicio Riojano de Salud (SERIS), en concreto por 34 residentes de la promoción 2014 de especialidades médicas (MIR) y de la promoción 2015 de las Enfermeras Internas Residentes (EIR).

«Lo más importante de esta iniciativa es que nos ayuda a seguir avanzando en lo que ha sido la medicina siempre, hacerse preguntas y responderlas. Muchas veces no le damos a la investigación la importancia que tiene en el ámbito de la formación y el hecho de que cada año se sumen más proyectos es clave», se felicitó el director del Área de Salud de La Rioja, José Miguel Acítores, quien acudió a la cita junto a la responsable de Investigación, Pepa Gil de Gómez.

«Es una formación que se les da a los residentes para que aprendan a investigar, pero investigando. A lo largo del proceso pasan por todas las fases de una investigación hasta que al final presentan en una sesión pública los resultados obtenidos», explicó, por su parte, Pepa Gil de Gómez, quien aclaró que «cuando los residentes acaban su segundo año realizan un taller en el que aprenden a elaborar un protocolo de investigación y en los dos años siguientes hacen el trabajo de campo, analizan los datos, los interpretan y presentan los resultados».

Los trabajos, individuales o en equipos de dos o tres personas, pasarán por un tribunal de evaluación constituido por cinco personas entre los tutores de investigación del hospital y atención primaria, que será el encargado de designar a los dos mejores. Los ganadores recibirán su galardón el próximo mes de mayo durante un acto en el que se despide a los residentes que han concluido su formación y se da la recepción a los que se incorporan.

Múltiples disciplinas

Como en ediciones anteriores, la variedad de asuntos abordados es riquísima, desde los temas que se centran en conocer las características clínico-epidemiológicas de distintas enfermedades, como por ejemplo la incidencia y mortalidad del cáncer gástrico en La Rioja; a la asociación entre la fatiga, el rendimiento cognitivo y los fármacos modificadores de la enfermedad de primera línea en pacientes con Esclerosis Múltiple. También hay estudios dirigidos a valorar la utilidad de pruebas diagnósticas o intervenciones, como por ejemplo, la validación diagnóstica del cuestionario STOPBANG en pacientes con sospecha de SAHS (síndrome de apneas-hipopneas del sueño), en el Hospital San Pedro de Logroño; otro sobre hipertensión, cifras de pacientes y tratamiento; un análisis sobre la efectividad de una intervención educativa individual para el tratamiento de la obesidad.

Pilar Sáenz Pascual, residente de 4º año de Ginecología y Obstetricia; y Ana Díez Mayayo, residente de 4º año de Medicina de Familia, son autoras del proyecto 'Protocolo de Aproximación para el diagnóstico de vaginosis en mujeres en edad fértil en Atención Primaria', una investigación para «tratar de conocer si podemos acercarnos al diagnóstico a través de unas técnicas sencillas, rápidas y de bajo coste sin tener que esperar al diagnóstico de cultivo o a que lo vea el ginecólogo. Es mucho más rápido y lo que persigue es que no haya posibilidad de tratamientos erróneos, aparte de que hay infecciones urovaginales que implican problemas en la mujer y otras patologías más graves, por lo que es necesario conocer el diagnóstico exacto y no hacer un tratamiento empírico sin saber lo que tiene», explicaban ayer.

Iniciaron su trabajo hace año y medio y desde abril comenzaron con la recogida de pacientes con la esperanza de llegar al menos a un centenar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos