Investigando historia en Coimbra

El profesor Diego Iturriaga, en una zona típica de Coimbra (Portugal). :: D.I.B./
El profesor Diego Iturriaga, en una zona típica de Coimbra (Portugal). :: D.I.B.

Diego Iturriaga Profesor e historiador

MARCELINO IZQUIERDO

Diego Iturriaga Barco, profesor de la Universidad de La Rioja, está realizando una estancia de investigación en la Universidad de Coimbra bajo la tutela del doctor Luis Mota, profesor responsable del Centro de Estudios Interdisciplinares del Siglo XX del citado campus. «He podido acceder al programa investigador de esta universidad lusa gracias a mi labor docente en el departamento de Ciencias Humanas de la UR».

Y lo cierto es que el profesor Iturriaga tenía la posibilidad de regresar a la London School of Economics & Political Science, con el prestigioso hispanista británico Paul Preston, o a la Universidad de Mendoza (Argentina), pero finalmente se inclinó por la opción portuguesa,

«Hace dos años -explica- disfruté de una estancia de docencia Erasmus + y siempre había querido volver a Coimbra. Lo mejor de estas experiencias es, sin duda, conocer a colegas de otros países que trabajan en temáticas similares a las tuyas. Desde el 2016 mantenía contacto con los colegas portugueses, así que, finalmente, acepté su invitación para trabajar junto a ellos durante unos meses».

«Es incomprensible el desconocimiento y el olvido desde España hacia Portugal»

Cuenta Iturriaga Barco que, desde un punto de vista académico, la estancia le está permitiendo ahondar en bibliografía no accesible en España sobre dos temáticas de sus actuales líneas de investigación: la aplicación del cine y de los videojuegos como herramientas docentes para la enseñanza de la Historia.

«Personalmente, mi estancia en la Universidad de Coimbra me permite seguir conociendo Portugal, nuestro país vecino, incomprensiblemente desconocido y olvidado desde España», argumenta

Si bien buena parte de la estancia la dedica a investigar en la Biblioteca General y en la Biblioteca de Letras del campus de Coimbra, «también he tenido tiempo parar recorrer la ciudad, que es preciosa, y sus cuestas, para asistir a conciertos de fado y de jazz, y, por supuesto, para visitar otras ciudades cercanas, tanto por razones académicas como de ocio, como Oporto o Lisboa. La sierra de Caramulo es una preciosidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos