Investigan en La Rioja a los padres de una niña de dos años sometida en África a una ablación de clítoris

Imagen de archivo de una mujer africana con un cochillo con el que se practica la mutilación genital femenina /AFP
Imagen de archivo de una mujer africana con un cochillo con el que se practica la mutilación genital femenina / AFP

El protocolo se activó a raíz de una visita de la pequeña al pediatra, después de la intervención a la que fue sometida en su país de origen

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

La Justicia de La Rioja investiga un posible caso de mutilación genital a una niña de dos años residente en esta comunidad. La pequeña, según confirmaron a este diario fuentes de la investigación, habría sido sometida a esta intervención en su país de origen, en el continente africano, en un viaje que efectuó la familia entre dos y tres meses atrás.

De regreso en España, los padres llevaron a la menor al pediatra. Una vez sometida a un examen médico, el facultativo dio la voz de alarma al encontrarse ante una posible ablación del clítoris, el primero que habría sido detectado en La Rioja. De forma inmediata, el profesional sanitario activó el protocolo de actuación ante estos casos, una hoja de ruta que fue aprobada a finales de febrero de este año, después de muchos meses de trabajo, para erradicar y perseguir esta práctica que es muy común en amplias zonas de África e incluso de Asia.

A raíz de la detección, la Consejería de Políticas Sociales, a instancias de la Fiscalía de La Rioja, siguiendo el protocolo establecido suspendió hace unas semanas de sus funciones tutelares a los progenitores, quienes ya están siendo investigados por un posible delito de mutilación genital femenina, perseguido y castigado, de acuerdo con el artículo 149 del Código Penal, con penas de entre seis y doce años de prisión, además de inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad en el caso de menores, entre cuatro y diez años.

La pequeña, según las mismas fuentes, estaría siendo sometida a exámenes médicos periódicos para controlar la buena evolución y evitar así complicaciones derivadas de la intervención que sufrió meses atrás y que consiste en la mutilación de parte de los genitales externos femeninos para evitar sentir placer sexual. De esta forma, se persigue que las menores puedan llegar vírgenes al matrimonio; de otro modo, podrían ser rechazadas, según ciertas costumbres culturales propias de países africanos.

Más

En La Rioja, la detección de este primer caso ha sido posible gracias al protocolo de prevención e intervención ante la mutilación genital femenina aprobado en febrero y elaborado por un grupo de profesionales de diferentes ámbitos, policial, judicial, sanitario y administración, entre otros. El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, alabó ayer el éxito del protocolo que permitió desplegar todo el sistema para proteger a la menor, una protección que ahora deberá continuar, en paralelo al proceso estrictamente judicial iniciado contra los progenitores.

El mencionado protocolo persigue no sólo reaccionar «con prontitud», explicó Escobar, sino también acompañar a la víctima, teniendo en cuenta «que en estos casos te puedes encontrar con cierto conflicto cultural». De ahí que incidiera en la necesidad de concienciar a los propios colectivos de inmigrantes y llevar a cabo programas y acciones de promoción y sensibilización para la prevención de esta práctica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos