Interior deja vacantes en La Rioja una de cada cuatro plazas de policías y guardias civiles

Interior deja vacantes en La Rioja una de cada cuatro plazas de policías y guardias civiles

Desde el 2010 las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han perdido en la región 250 efectivos por la baja tasa de reposición y el repunte de las jubilaciones

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Las plantillas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil desplegadas en La Rioja tenían, al cierre del pasado mes de enero, un déficit de 392 agentes, lo que supone que casi una de cada cuatro plazas de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado estaba sin cubrir.

Según los datos del Ministerio del Interior, en la región tendrían que estar destinados un total de 1.512 efectivos de la Guardia Civil, cuando en realidad están disponibles 1.174, cifra que engloba a los alumnos en prácticas y a los que están en situación de 'reserva ocupados'.

De igual manera, y en lo que se refiere al Cuerpo Nacional de Policía, Interior aprobó una plantilla para La Rioja (una única comisaría) de 331 agentes si bien, según se desprende de la respuesta del Ejecutivo al diputado socialista por Salamanca David Serrada, tan sólo estaban cubiertos 277 puestos (incluidos también alumnos en prácticas y agentes en 'segunda actividad con destino').

338
vacantes

había el pasado 31 de enero en la plantilla de la Guardia Civil en La Rioja

Los datos, en todo caso, fluctúan con bastante frecuencia como consecuencia tanto de la incorporación en ambos cuerpos de agentes en situación de prácticas como de los concursos de traslado. Así, mientras que el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, cifraba en 366 el número de plazas sin cubrir en La Rioja al cierre del primer trimestre, ante una pregunta similar del senador riojano Francisco Martínez-Aldama, el Ejecutivo central situó el déficit de agentes en 389 (28 de febrero).

«No se ejecuta la tasa de reposición y se resiente la seguridad. Es algo clamoroso que afecta, sobre todo, a los pueblos riojanos», interpreta Martínez Aldama.

54
puestos

estaban sin cubrir por agentes en la Jefatura Superior de Policía

En todo caso, esa no es una realidad exclusiva de La Rioja. En las comisarías y cuarteles de España hay más de 21.500 plazas vacantes, una situación más aguda en el Cuerpo Nacional de Policía -apenas están cubiertas el 82% de las definidas como necesarias para cada región- que en la Guardia Civil, que tiene cubierto el 90% de su puestos.

Pero La Rioja presenta varias particularidades. La más evidente es la escasísima cobertura de plazas en la Benemérita: tan sólo el 77,6% del total está ocupado, lo que sitúa a la región como la comunidad con menor tasa de cobertura del Estado y bastante alejada de la media nacional (90,88%).

23,5%
de los efectivos

de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en La Rioja figuran como vacantes

Esa realidad tiene una explicación, apunta el delegado del Gobierno en La Rioja. «Dentro de esa plantilla asignada a la región están incluidos los agentes de la Unidad de Acción Rural (UAR), que a su vez integra el Centro de Adiestramientos Especiales (CAE) y el Grupo de Acción Rápida (GAR). Durante los últimos años, y como consecuencia de la disminución del terrorismo etarra se ha redimensionado y hay menos efectivos en la actualidad. Lo que no ha variado han sido las plantillas», sostiene Alberto Bretón.

Fuente: Datos facilitados por el Gobierno Central en respuesta a las peticiones de otros diputados.
Fuente: Datos facilitados por el Gobierno Central en respuesta a las peticiones de otros diputados.

De manera paralela, la situación en la Jefatura Superior de Policía -que hace apenas ocho años, en el 2010, rozó el 100% de cobertura- está entre las mejores del país. Al cierre del enero, era la séptima región con mayor porcentaje de cobertura de plazas: el 83,69% del total, ligeramente por encima de la media nacional (82,34%).

«Seguiremos reclamando que se cubran todas las plazas de las plantillas de la región» alberto bretón / delegado del gobierno

Esa foto fija de La Rioja en enero responde a una tendencia consolidada de pérdida de agentes en ambos cuerpos de seguridad que arrancó en el 2011, año en el que en la región estaban destinados 1.388 guardias civiles (el 91% de la plantilla) y 313 policías nacionales (el 94%). Esa evolución, facilitada por el Ejecutivo central al diputado riojano César Luena, sostiene que en ocho años se han perdido 250 agentes: «Denota que siempre que gobierna el PP, se reducen los servicios de seguridad en La Rioja», valora el socialista.

Las escuálidas promociones alumbradas durante la crisis, junto al repunte de las jubilaciones, crearon el caldo de cultivo perfecto que, confía Bretón, las dos próximas promociones (10.000 agentes entre este año y el 2019) vendrán a paliar.

La Rioja no tiene cantera

A esa realidad de contención del gasto público se une, en La Rioja, otro factor: la cantera tanto de guardias civiles como de policías nacionales es escuálida. Eso convierte a la región en un destino de paso que, a la postre, se convierte en una segunda opción en el objetivo de los agentes de acercarse a su lugar de origen.

«No generamos opositores y los que llegan proceden de Galicia, de León, de Asturias. Además son agentes que, cuando salen concursos de traslados intentan marcharse. En el último del Cuerpo Nacional de Policía está previsto que lleguen seis agentes, pero otros dos se marcharán. No hay interés por La Rioja como destino. Lo mismo puede pasar en Cataluña o en el País Vasco, que tampoco generan agentes. En Galicia y en Andalucía pasa lo contrario», explica Bretón.

En todo caso, el delegado del Gobierno pone sobre la mesa la evolución de los balances periódicos de criminalidad para descartar que la falta de agentes implique un aumento de la delincuencia. «En el 2011 teníamos un índice del 31% de criminalidad, en el 2012 subió hasta el 31,4% y hoy estamos en el 24,7%. No obstante, seguiremos reclamando que se cubran todas las plazas de la plantilla en la región».

Asociación Unificada de Guardia Civil «Hay que cubrir todas las plazas, cerrar cuarteles y sacar los agentes a la calle»

La Asociación Unificada de Guardias Civiles en La Rioja estima que, dejando al margen a la UAR, en la región «el 20% de los puestos de la plantilla está sin cubrir». Un volumen de vacantes que se concentra, explican, «en los pueblos. En La Rioja hay 26 cuarteles y no es están cubriendo esas plazas. Es, precisamente, donde más déficit existe». Además, sostienen que esa realidad no variará mucho después del último concurso de traslados convocados en el cuerpo.

«Han salido muy pocas vacantes de las que existen en La Rioja y, al ser una zona de paso de la que enseguida se intentan ir los agentes, es bastante probable que se queden sin cubrir. En todo caso, quizá venga alguno, pero otros serán los que se marchen y nos quedaremos como estamos».

Contar con un 20% menos de efectivos afecta al día a día de los agentes, a sus turnos de trabajo, vacaciones, conciliación familiar y, también, al ciudadano.

«Lo ideal sería cubrir el cien por cien de las vacantes, pero nosotros también reivindicamos cerrar cuarteles, reunificar los efectivos y que las patrullas salgan a la calle para que puedan responder a las necesidades de los ciudadanos», aseguran fuentes de la AUGC. «Es más efectivo contar con patrullas en la calle que mantener un cuartel abierto entre las 9 y las 14 horas. En La Rioja solo los de Haro, Calahorra y Villamediana abren 24 horas », completan.

Sindicato Unificado de Policía «En ocasiones hay que decirle al ciudadano que no tenemos patrullas disponibles»

Las cuentas del Sindicato Unificado de Policía (SUP) aseguran que, ayer, las vacantes sin cubrir en la Jefatura Superior de La Rioja eran 66. Una cifra no menor para una plantilla asignada de 331 agentes que hace «que no se puedan prestar más servicios por parte de los grupos operativos», que en ocasiones acaban haciendo «milagros».

Y el ciudadano de a pie lo nota. «En primer lugar se ven menos agentes en la calle», lo que afecta a la seguridad subjetiva de la población. Incluso, sostiene el responsable del SUPen La Rioja, «en ocasiones, cuando se comunican con la Jefatura, hay que explicar que no tenemos patrullas en ese momento en la calle, que no son suficientes. Afortunadamente en Logroño nos estamos solapando bien con la Policía Local».

Con la reivindicación de que se cubran todas las plazas asignadas a la Jefatura Superior de Logroño sobre la mesa, asumen que será complicado. «En junio está previsto que vengan más agentes de prácticas pero no sabemos cuántos vendrán de la última promoción que ha salido de Ávila», sostienen desde el SUP antes de lamentar que tres agentes asignados a La Rioja cambiarán próximamente de destino. Precisamente, recuerdan, gran parte del problema se ha generado con las escuálidas promociones de los últimos años, alguna con poco más de cien agentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos