Los ingenieros suspenden a la industria riojana

Instalaciones del polígono industrial El Sequero, entre Agoncillo y Arrúbal. /Sonia Tercero
Instalaciones del polígono industrial El Sequero, entre Agoncillo y Arrúbal. / Sonia Tercero

El barómetro del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales cuestiona también los incentivos promovidos por la Administración

M. CASADO Logroño

«Un 60,23% tiene una visión negativa de la situación de la industria en La Rioja». Así se expresan los ingenieros técnicos industriales riojanos, hoy graduados de la rama industrial. Y lo hacen en el I Barómetro Industrial elaborado por el Departamento de Comunicación del Consejo General de Colegios de Graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales de España (COGITI). Un consejo general del que forma parte el COGITIR (Colegio Oficial de Graduados en Ingeniería rama Industrial e Ingenieros Técnicos Industriales de La Rioja). Pero los resultados van más allá: «Ninguno de los ingenieros riojanos encuestados marcó la respuesta de 'muy buena' para valorar la situación de la industria en su región».

Esa valoración, sin embargo, se torna más optimista cuando consideran cómo será la evolución del sector industrial riojano en el próximo medio año. «La perspectiva a seis meses vista mejora considerablemente con un 50% de los encuestados que ya ven regular, bien o muy bien el futuro del sector en La Rioja, por encima incluso de la media nacional. Esto puede deberse a la evolución positiva y lógica tras unos años muy duros para la industria», asegura Jesús Velilla, decano del COGITIR.

En su análisis de la situación, el barómetro también indaga en la actuación de los entes públicos respecto al sector industrial. En concreto, ¿cómo valoran los ingenieros riojanos los incentivos a la industria promovidos por la Administración en La Rioja? Negativamente. «Un 70% los califican de malos o muy malos», recoge la encuesta. Su decano, Velilla, opina sobre ello: «Creo que la responsabilidad de cualquier administración debe centrarse en generar un ecosistema idóneo que fomente la inversión, genere riqueza y cree empleo. Me refiero a la disposición de suelo industrial atractivo y competitivo que faciliten las nuevas inversiones y las ampliaciones de negocio, a determinadas bonificaciones fiscales, buenas infraestructuras y comunicaciones, agilidad y facilidad en los trámites administrativos, no se trata solo de incentivos. Y no me refiero exclusivamente al Gobierno de La Rioja, sino en general a cualquier administración pública».

Una profesión estable

Además de la valoración de la situación general de la industria, el barómetro también analiza el gremio de los ingenieros técnicos industriales. En este sentido, de los encuestados riojanos que trabajan por cuenta ajena (más de la mitad) el 60% cataloga su situación económica actual como positiva. Y esta sensación crece cuando deben opinar por la posibilidad de mantener su puesto de trabajo, ya que ahí alcanza el 80% quienes ven buenas o muy buenas las opciones de continuar. Para los que trabajan por cuenta propia, la visión es más cautelosa, pero al menos el 52,17% la describe como estable.

Dicho barómetro industrial, como admiten desde el Consejo General de Colegios, llega con un objetivo claro tanto en el ámbito nacional como en el regional: «La idea es ofrecer unos datos que sean de interés en la toma de decisiones tanto para los representantes del ámbito público como para el sector privado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos