Iberdrola ha revisado 500 kilómetros de líneas para garantizar el suministro

La mitad de las labores desarrolladas en el primer semestre del año se centró en el cableado subterráneo

LA RIOJA

logroño. Iberdrola Distribución ha revisado en el primer semestre del año cerca de 500 kilómetros de sus líneas eléctricas en La Rioja para reforzar la seguridad del suministro y con el objetivo de seguir mejorando la calidad del servicio que ofrece.

La compañía ha inspeccionado líneas de muy alta, alta y media tensión de cara a garantizar su fiabilidad y funcionamiento en las mejores condiciones frente a las inclemencias meteorológicas.

De esta manera, Iberdrola ha revisado 200 kilómetros de líneas aéreas, así como otros 250 kilómetros de líneas subterráneas. Además, ha realizado labores de poda y mantenimiento de pasillos eléctricos a lo largo de cerca de 20 kilómetros.

En el conjunto del país, la compañía ha supervisado 32.000 kilómetros de líneas eléctricas durante el primer semestre del año para reforzar la seguridad del suministro, tal y como informó ayer la propia empresa.

La eléctrica ha inspeccionado líneas de muy alta tensión, alta tensión y media tensión para garantizar su fiabilidad frente a las inclemencias del tiempo.

Iberdrola ha revisado hasta julio 19.600 kilómetros de líneas aéreas y 7.000 kilómetros de líneas subterráneas.

Además, ha analizado mediante termografía 4.400 kilómetros y ha realizado tareas de poda y mantenimiento de pasillos eléctricos a lo largo de 1.600 kilómetros.

Iberdrola Distribución invirtió 537 millones de euros en el 2016 para mejorar su red de distribución y avanzar en la implantación de las redes eléctricas inteligentes.

Fotos

Vídeos