El hospital San Pedro ya opera sin cirugía abierta los tumores en boca y faringe

La consejera de Salud, María Martín, y los profesionales de Otorrinolaringología visionan en el San Pedro el vídeo de la operación. :: Justo Rodríguez/
La consejera de Salud, María Martín, y los profesionales de Otorrinolaringología visionan en el San Pedro el vídeo de la operación. :: Justo Rodríguez

La pionera técnica, que evita las secuelas, usa un fibroscopio flexible para visualizar la lesión y un bisturí de ultrasonidos para extirparla y sellar los vasos

ROBERTO GLEZ. LASTRA LOGROÑO.

El San Pedro se convirtió el pasado 12 de marzo en uno de los primeros hospitales públicos en usar una pionera técnica quirúrgica de mínimo abordaje que evita la cirugía abierta en tumores de boca y faringe y que, gracias al uso de ultrasonidos, reduce las secuelas.

La vanguardista técnica fue presentada ayer tras la reunión que la consejera de Salud, María Martín, mantuvo con el equipo de facultativos y enfermeras del Servicio de Otorrinolaringología del San Pedro, encargados de realizar la primera cirugía transoral endoscópica mediante la utilización de ultrasonidos (TOUSS) a un paciente riojano con un tumor en la amígdala. En la operación intervinieron los doctores del centro logroñés Pedro Díaz de Cerio, Mario Fernández y Marta Zabaleta, apoyados por el doctor Mario Fernández, jefe de Otorrino del Hospital Universitario del Henares, ideólogo e impulsor de esta técnica y encargado de formar al equipo médico riojano.

LA TÉCNICA TOUSS

uMaterial
Un fibroscopio o video-endoscopio flexible para visualizar la lesión tumoral y un bisturí de ultrasonidos para extirparla.
uMenor duración
La operación dura unos 90 minutos frente a las 3-4 horas de la cirugía abierta.
uVentajas
Permite eliminar exclusivamente el tejido enfermo sin dañar el tejido sano con cortes precisos y mejor sellado de los vasos. Mínimas secuelas quirúrgicas y menos días de ingreso hospitalario. Al no precisarse incisiones externas se evitan las cicatrices.

«Esta nueva técnica, que está todavía presente en solo 15 de los 400 hospitales públicos del país, con lo que volvemos a ser pioneros, no solo mejora la seguridad del paciente y la calidad asistencial, sino que es innovadora y mucho más sostenible para el sistema. Gracias a ella, el paciente está mucho menos tiempo hospitalizado y con menos secuelas que las que provoca la cirugía abierta», destacó la consejera antes de ceder el protagonismo a los profesionales.

«Es una satisfacción para el hospital San Pedro, el servicio de Otorrino y un beneficio para los pacientes riojanos tener implantada la técnica TOUSS (TransOral UltraSonic Surgery o cirugía transoral por ultrasonidos) para oncología orofaringea, faringea y en un futuro posiblemente de laringe», destacó, por su parte, Inmaculada Martínez-Torre, jefa de Otorrinolaringología.

Alta en siete días

Precisa, menos agresiva y sin necesidad de incisiones externas bajo la mandíbula o por medio de traqueotomías para acceder a zonas difíciles de la cavidad oral, la intervención se prolongó durante hora y media. «En la intervención accedimos con un endoscopio flexible a todos los territorios de la orofaringe y de la parte alta de la laringe a través de la cavidad oral, lo que permite trabajar con una gran amplitud de imagen y visualizar muy bien las lesiones. Esta técnica incorpora una luz con una banda distinta que permite distinguir el tejido tumoral del sano para aproximarnos mucho más al primero respetando el resto de las estructuras, lo que evita muchas secuelas al paciente», relató, por su parte, el doctor Pedro Díaz de Cerio, que añadió que «mediante el uso de ultrasonidos conseguimos un corte más preciso y un sellado mayor de los vasos, con lo que la cirugía es menos sangrante y el paciente se recupera antes y con todas las funciones de las vías aerodigestivas superiores».

Dado de alta a los siete días, cuando el periodo de ingreso habitual con la cirugía abierta rondaba, si no había complicaciones, los 20 días, el paciente se encuentra en perfecto estado. «Está comiendo, con mínimas secuelas y sin ninguna complicación», explicó la doctora Martínez-Torre, que calculó que «unos veinte pacientes riojanos anuales podrán beneficiarse de esta técnica».

pacientes al año se beneficiarán de esta nueva técnica en el hospital San Pedro. La patología oncológica de cabeza y cuello ronda el 4% de la población, lo que supone unos 120 casos al año en La Rioja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos