Logroño, a una hora de Palma de Mallorca

Un grupo de pasajeros, momentos antes de embarcar para partir en el primer vuelo estival a Palma de Mallorca. :: Miguel Herreros
Un grupo de pasajeros, momentos antes de embarcar para partir en el primer vuelo estival a Palma de Mallorca. :: Miguel Herreros

Más de 40 pasajeros estrenaron ayer los vuelos estivales desde Logroño-Agoncillo | Todos los jueves y domingos hasta el 3 de septiembre partirá un avión desde la capital riojana hacia la isla balear

SANDRA FERNÁNDEZ/J.E. LOGROÑO.

Más de cuarenta pasajeros esperaban ayer en el aeropuerto de Logroño-Agoncillo los últimos minutos antes de embarcar y poner rumbo a Palma de Mallorca. A las 14.20 horas despegó el primer avión de la temporada estival y muchas familias se despidieron de Logroño hasta el próximo domingo, cuando retorne el avión.

Todos los jueves y domingos de lo que queda de julio y todo agosto, hasta el 3 de septiembre, despegará un avión desde Agoncillo. Los jueves saldrá a las 15.45 desde el aeropuerto riojano, y de Son San Juan, en Palma, a las 14.50. En cambio, el avión de los domingos partirá a las 14.20 y regresará de Mallorca a las 12.15.

Una pareja de mediana edad, María Alonso y Porfirio Pascual justifican el motivo de su elección: «Hemos preferido coger el vuelo desde este aeropuerto por comodidad, para no tener que desplazarnos a otra ciudad». Respecto a los precios comentaron que «son asequibles, aunque podrían estar mejor, pero valoramos más la cercanía», aseguraban.

En la misma tesis coincidió el matrimonio formado por Carlos García y Julia Rodríguez, quienes viajaron con sus dos hijos pequeños, Marcos y Claudia: «La cercanía es fundamental y más cuando viajamos con hijos pequeños, que se cansan más».

Otra joven pareja, Mikel Diago y Daniela Díaz de Cerio, se desplazaron hasta Agoncillo para coger el avión porque en Pamplona se habían agotado los vuelos y desde Bilbao salía algo más caro. Aún así, coincidieron en la comodidad de coger el avión en un pequeño aeropuerto en vez de en Madrid o Barcelona, «aunque esto suponga que se encarezcan un poco los billetes», explicaba Mikel, que compró su billete por 250 euros. Sin embargo, echaron de menos la poca frecuencia de viajes, y no solo ellos.

Más horarios y destinos

Un grupo de amigas que esperaban con entusiasmo e impaciencia que desde la megafonía se diese permiso para embarcar lamentaron que los horarios sean tan «escasos». Tamara Delgado, Lorena Arroita y Marta de Torei consideraron que debería haber más vuelos y más tempranos, ya que «si el avión saliese a las 10 llegaríamos a las 11 y así se aprovecha más el día». También les gustaría que ampliaran la oferta de destinos, «aunque solo sea en verano». Dentro de España, Canarias, aunque «no estaría mal que impulsaran vuelos internacionales», comentaba Lorena.

Para la familia de Diego Ugarte no era la primera vez que viajaban a Palma de Mallorca desde La Rioja. «Llevamos tres años volando a Palma desde el aeropuerto de Logroño-Agoncillo y estamos encantados con la comodidad y el trato recibido por el personal del avión», relataba Diego, para añadir: «Nos gustaría cambiar de destino y conocer Canarias, creo que ganaríamos todos si añadieran ese destino», decía antes de entrar a la sala de embarque junto a su familia.

Antonio García es jubilado y otra de las personas que lleva años utilizando el aeropuerto riojano para desplazarse a Palma. «Elijo este destino porque es el más accesible y porque me gustan mucho las Islas Baleares, aunque me encantaría conocer las Canarias, pero lo tengo más complicado al tener que ir hasta Bilbao», explicaba con la maleta a cuestas.

Todos los pasajeros en fila depositaron sus pertenencias para pasar el control y en poco tiempo, ya en el avión, despegaron deseosos de aterrizar en suelo mallorquín.

Más

Fotos

Vídeos