Guerra total contra el plástico

Varios objetos de plásticos se mueven al antojo de las mareas. /L.R.
Varios objetos de plásticos se mueven al antojo de las mareas. / L.R.

España les da tres años de vida a las bolsas, pero luego vendrán más «objetivos» | La OCDE pone en el punto de mira a otros objetos desechables fabricados con plástico, como pajitas o vajilla

Pablo Álvarez
PABLO ÁLVAREZLogroño

Es la hora de acabar con las bolsas de plástico. Los consensos como éste tardan en adquirirse: primero los grupos más concienciados, luego el convencimiento de sectores más amplios de la sociedad, y luego el de las autoridades más proclives. En nuestro caso, suele ser el de la Unión Europea, habitualmente por delante de los gobiernos individuales. Pero al final, el momento llega: Europa está lista para librarse de las bolsas de plástico, al menos de las más perjudiciales, y en el corto plazo.

Finanzas... de andar por casa

No es un capricho, porque las bolsas de plástico se han convertido en uno de los más graves problemas ecológicos con los que se enfrenta la humanidad. Se calcula que unos ocho millones de toneladas de plástico terminan en el mar, y muchas de esas toneladas son de las livianas bolsas de plástico. Un artículo de usar y tirar: la mayoría se utiliza sólo una vez, por lo que su vida útil ronda los quince minutos. Y luego son un residuo para cientos de años.

La Unión Europea aprobó en 2015 una directiva que obliga a los países miembros a una reducción paulatina de las bolsas de plástico. El objetivo número 1 es acabar con las bolsas de unas 50 micras de espesor, que son las más usadas y que, además, sólo se suelen utilizar una vez.

A partir del 1 de julio será ilegal regalar las bolsas más comunes, que estarán prohibidas en el 2021

Y esa directiva es la que (por fin, tras varios retrasos) convirtió en decreto el Gobierno hace unas semanas, certificado así la defunción de las bolsas de plástico en España. Aunque será a plazos.

El primer plazo comienza el 1 de julio. A partir de esa fecha, estará prohibido que esas bolsas se regalen. En ningún sitio. Ya es bastante con que las grandes superficies cobren por esas bolsas, pero ahora será ilegal darlas gratis, ya sea en un hipermercado o en la carnicería del barrio. Las afectadas son las bolsas de entre 15 y 50 micras, las más usadas.

En esa prohibición no entran las bolsas más ligeras, y tampoco las que contengan al menos el 70% de material reciclado. ¿Cuánto nos cobrarán? Básicamente, lo que el comerciante quiera, aunque el Gobierno «propone» un precio de unos 15 céntimos por bolsa.

Mas plazos: en 2020 se prohiben las bolsas fragmentables, y todas las de más de 50 micras deberán contener al menos el 50% de material reciclable. Y el año siguiente, 2021, todas las bolsas de hasta 50 micras quedarán prohibidas, excepto las que estén fabricadas de materiales reciclables.

Y además...

Pero tras las bolsas, vendrán más. En realidad, el objetivo se está abriendo a todos los objetos desechables fabricados de plástico. Esta vez ha sido la OCDE. En una conferencia celebrada en Dinamarca la semana pasada, la organización recomendaba a los gobiernos que subieran impuestos o desincentivaran el consumo (prohibiendo que se regalen, por ejemplo) artículos como cubiertos desechables o pajitas.

Y, en general, reclamaba incentivos para que se mejorara el diseño de estos plásticos y para que fueran más reciclables (sólo el 15% tiene esa capacidad). Algo que también encarecería su fabricación, y por tanto su precio, y por tanto desincentivaría el consumo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos