Los grupos se reafirman en la opción de disminuir la barrera de entrada del 5 al 3%

PP y C's comparten estudiar una virtual rebaja del número de diputados, mientras que Podemos y el PSOE son partidarios de mantener al menos los 33

LOGROÑO.

La advertencia de Ricardo Chueca en relación a una virtual reducción de dos puntos en la barrera de entrada al Parlamento no ha variado la posición de partida de las formaciones que estudian modificar la Ley Electoral. Para Diego Ubis (C's) un umbral del 3% facilitaría una mayor representatividad y, sobre todo, «sería el antídoto contra las mayorías absolutas». El portavoz del Grupo Popular se ciñe al cumplimiento del pacto de gobernabilidad suscrito con el partido naranja. «Es una cuestión que C's incluyó en ese documento y, nosotros, como el partido serio y responsable que somos, vamos a cumplirlo», garantiza Jesús Ángel Garrido para añadir que «repensar» este punto implicaría a ambas partes y una reforma al final del proceso, el consenso de 2/3 del hemiciclo. También Podemos sigue firme en apostar por el 3%. «Así se respetaría realmente la voluntad de la ciudadanía con su voto y la proporcionalidad», recalca Ana Carmen Sainz aferrada a la proyección que, con los resultados del 2015, tanto el PR+ como IU ahora estarían también presentes en la Cámara. Tampoco el PSOE recula de su posición original. «Según el informe del catedrático, el umbral de exclusión -límite bajo el cual ningún partido entraría en la Cámara en ningún supuesto- es del 2,96% de los votos, o sea, prácticamente el 3% que defendemos como barrera de entrada para una mayor pluralidad», arguye Raúl Díaz.

Más división existe sobre el consejo de Chueca de no menguar la cifra de diputados e ir hacia su profesionalización. «Lo idóneo sería abrir la horquilla por abajo vía reforma del Estatuto y consensuar menos parlamentarios, pero todos ellos profesionalizados», resume Ubis. Sainz (Podemos) aboga también por que la cifra de inquilinos de la Cámara continúe al menos en 33 y cobren de ella por su labor -«no se puede legislar en los ratos libres, como ha hecho el PP en 20 años de mayoría absoluta»- mientras los socialistas tampoco se inclinan por tocar la ratio aunque sí aspiran a una «especialización» de sus señorías. Desde el respeto al parecer de la UR, Garrido insiste en la tesis de los populares de 25 como el número ideal de diputados y que, como hasta ahora, cada grupo libere a quien considere con los recursos facilitados por ley.

Fotos

Vídeos