Grupo Rioja apela a la moderación en el precio de las operaciones de uva

Imagen de racimos en un viñedo ayer a la altura de Navarrete. :: justo rodríguez
Imagen de racimos en un viñedo ayer a la altura de Navarrete. :: justo rodríguez

La asociación bodeguera afirma que un incremento descontrolado implicaría una pérdida de ventas de la que se beneficiarían otras denominaciones

LA RIOJA LOGROÑO.

Grupo Rioja apela a la moderación y a la responsabilidad del sector a la hora de fijar los precios de la uva, coincidiendo con el inicio de la campaña. La principal asociación de bodegas recuerda lo acontecido en 1999 cuando, también por una helada, se dispararon los precios de la uva lo que dañó la competitividad del Rioja. Ahora, incluso, argumenta que podría ser peor porque «la competencia ha crecido sustancialmente» y un incremento de precios implicaría -a su juicio- «una importante pérdida de ventas en favor de otras denominaciones de origen».

El colectivo, que representa a 65 bodegas y el 75% de la comercialización del Rioja, resalta la gran capacidad de recuperación del viñedo tras la helada de abril que afectó principalmente a Rioja Alta y Rioja Alavesa y considera que, conforme a los informes técnicos del Consejo, se puede afirmar que la campaña ofrece una producción razonable en cantidad y una cosecha que apunta gran calidad.

No obstante, Grupo Rioja llama al sector a la «moderación» y a la «contención» en las operaciones para esta campaña. Y aprendiendo de la experiencia recuerda que en 1999, debido a una helada, los precios de la uva alcanzaron los 2,13 euros, las bodegas subieron el precio por botella y la competitividad se vio dañada. Como consecuencia hubo una brusca bajada del precio de la uva tinta a 0,75 euros/kilo en el 2000, para desplomarse hasta 0,49 euros en el 2001.

En 1999, debido a una helada, «se dispararon los precios y cayó la competitividad», recordó la entidad bodeguera

La asociación bodeguera señala que tras la crisis del 2008, el sector ha ido recuperando las ventas y las rentas de los agricultores pero un «incremento descontrolado podría tener consecuencias más graves porque la competencia ha crecido sustancialmente». «Implicaría una importante pérdida de ventas a favor de otras denominaciones de origen y, con la competencia actual, sería más difícil recuperar la presencia de Rioja en sus mercados tradicionales y penetrar en los nuevos que se están abriendo», vaticina.

Por ello, Grupo Rioja aconseja desestimar rumores y especulaciones sobre operaciones puntuales que no son representativas y sigue apostando por suscribir acuerdos plurianuales que favorezcan la estabilidad del sector en precios y abastecimiento.

Fotos

Vídeos