El Grupo Parlamentario de Podemos aparta a Natalia Rodríguez por «sustracción de documentos»

Germán Cantabrana, de pie, durante una sesión del Parlamento/Justo Rodriguez
Germán Cantabrana, de pie, durante una sesión del Parlamento / Justo Rodriguez

El grupo de la formación morada en la Cámara, que lidera Germán Cantabrana, afirma que ya «no reconoce» la autoridad del Consejo Ciudadano, la dirección del grupo en La Rioja

Teri Sáenz | efe
TERI SÁENZ | EFELogroño

Otro capítulo en el lío interno de Podemos en La Rioja. Como ya es sabido, tres de los cuatro diputados, Germán Cantabrana, Juan Calvo y Ana Carmen Sáinz, se enfrentan desde hace meses con la directiva 'morada' , y con su máximo responsable, Kiko Garrido.

Esta vez, el conflicto ha dado un paso más. El Grupo Parlamentario (es decir, el trío que lidera Germán Cantabrana) ha apartado del grupo a Natalia Rodríguez, la cuarta diputada y la única que se alinea con la directiva regional. ¿El motivo? Un expediente abierto por «sustracción de documentos internos», con la intención de expulsarla del propio grupo parlamentario.

La decisión será comunicada a la Mesa del Parlamento, con la intención de que Rodríguez pase a ser «diputada no adscrita», algo que no está claro si es posible legalmente.

Relacionado

«Esta es una de las decisiones más tristes que hemos comunicado, pero llevamos dos años denunciado el acoso y los ataques casi diarios contra el trabajo parlamentario por parte del grupo de Francisco Javier Garrido -secretario general de Podemos La Rioja-», ha comentado Cantabrana.

Además, el grupo parlamentario afirma que ya «no reconoce» la autoridad del Consejo Ciudadano que dirige Garrido. Cantabrana asegura que han sufrido «campañas de desprestigio continuas y denuncias falsas, como ha demostrado las resoluciones de la Comisión de Garantía -de Podemos-», que, ha dicho, forman parte de una estrategia de la Ejecutiva autonómica que «solo busca el bien de su propio proyecto económico y laboral y no el del proyecto común».

Estos ataques, ha continuado, demuestran «una búsqueda de cargos y sueldos para ellos«, mientras «ocultan» el trabajo del Grupo Parlamentario, ya que ni si quiera han dado visibilidad a «las grandes iniciativas logradas, como la ley de cuentas abiertas».

Además, Cantabrana ha afirmado que la UDEV (Unidad de Delincuencia Especializada y VIolenta de la Policía Nacional) investiga a Miguel Reinares, número dos del partido en La Rioja, por la cuenta 'humorística' que apareció hace unas semanas como crítica al propio Cantabrana.

Ha señalado a Garrido como responsable de «acallar voces críticas» dentro del partido a través de «la expulsión de varias personas de grupos de trabajos mediante denuncias falsas, como así se ha demostrado después, pero con las que ha logrado apartar a estas personas durante meses de su trabajo».

«Entró como un vendaval y arrampló con lo que pudo»

Cantabrana ha afirmado que la apertura del expediente sancionador a Rodríguez se ha iniciado por los hechos acontecidos el pasado día 13, cuando, según ha relatado, «entró como un vendaval» en la sala de trabajo del Grupo Parlamentario y «arrampló con todo lo que pudo».

Así, ha continuado, se llevó «un ordenador y entre ocho y doce archivadores con documentación que incluyen información sensible»; todo ello con personal del Parlamento como testigos y con «la colaboración del Consejo Autonómico» (de Podemos).

Motivo por el que el resto de miembros del Grupo Parlamentario también han decidido «dejar de reconocer y acatar las decisiones» de este órgano -Consejo Autonómico- y «depender directamente de las Secretarías Estatales», por lo que han solicitado reuniones con todas ellas, así como con la Comisión de Garantías.

En esta decisión también ha influido, según ha contado Cantabrana, «descubrir que Miguel Reinares -responsable de la Secretaría Política de Podemos La Rioja-, que está a sueldo del partido, utilice tiempo y dinero en acusar a los diputados de irse de vacaciones con fondos del grupo a través de cuentas falsas en las redes sociales«.

Por todo esto, han tomado la determinación, «como marca el código ético», de «poner en conocimiento de la Fiscalía todas las irregularidades que el Consejo Autonómico y Natalia Rodríguez han podido cometer«.

Presuntos delitos

Entre los posibles delitos que cree que se han podido producir, Cantabrana ha citado presuntas «calumnias y suplantación de persona en un banco para conseguir unas contraseñas, sin que haya citado los nombres de a quienes se pueden achacar estas acciones».

Por su parte, Calvo ha asegurado que el Grupo Parlamentario vive «una situación de conflicto entre lo institucional y lo organizacional, entre los diputados y el Consejo Autonómico; lo que provoca estrés institucional y emocional».

Esto provoca, ha reconocido, que «el proyecto se vea afectado por la disfunción Parlamento versus Ejecutiva» y que, para evitar que el proyecto corra peligro, este debe estar por delante de las personas.

Así, ha hecho «un llamamiento a la concordia y a solucionar conflictos» y ha pedido que cada persona asuma sus responsabilidades, como también cree que debería hacerlo la propia organización.

Sáinz ha comentado que, entre las acusaciones a las que han sido sometidos -estos tres diputados-, están las de acoso laboral, pero, ha recordado, «no hay ninguna denuncia al respecto ni en los juzgados ni en la Inspección de Trabajo».

Ha apuntado que esta situación se está tratando de «ventilar a la interna» por parte de la Ejecutiva mediante un proceso «turbio, que carece de imparcialidad y transparencia».

Esto, ha opinado, implica que el Grupo Parlamentario no pueda ejercer «una defensa con garantía y seguridad»; lo que también ha provocado que el asunto se ponga en manos de profesionales que puedan defender su «honorabilidad».

Cantabrana ha considerado «vital» que se lleve a término el revocatorio solicitado hace unos meses contra Garrido, quien «ha hecho campaña a favor de votaciones a nivel nacional para que decida la gente, pero no en La Rioja», donde, según el portavoz parlamentario, «prefiere decidir él».

Para él, la situación es tan «grave» que se debe producir «una destitución tanto del número uno como del número dos por parte de la organización estatal» por, según sus datos, «usar fondos del partido para vilipendiar a cargos públicos».

Echenique: «No son los diputados quienes tienen que reconocer a la dirección»

El secretario de organización de Podemos, Pablo Echenique, ha afirmado hoy que los diputados regionales de su partido en La Rioja «no son quienes tienen que reconocer a la dirección regional» de la formación.

El secretario de Organización, a preguntas de los periodistas en una comparecencia en Madrid, ha explicado que todavía debe conocer en profundidad la situación, pero, en cualquier caso «no son los diputados y las diputadas las que tienen que reconocer a la dirección».

«Podemos es un partido democrático y a la dirección la reconocen los inscritos y las inscritas, no los cargos públicos, que se deben al proyecto», ha dicho Echenique.

Ha recalcado que los cargos públicos «no son quienes votan y eligen a un secretario general en un territorio» porque «afortunadamente somos un partido democrático, a diferencia de otros», ha insistido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos