GRADO DE UVA Y CAMBIO CLIMÁTICO

MANUEL RUIZ HERNÁNDEZ - EL ANÁLISIS

Resulta manifiesto que la uva últimamente presenta, a la hora de la vendimia, una graduación superior a la de tiempos anteriores. Esto se atribuye al cambio climático, pero nosotros estimamos que esta subida es, en el 50% debida al cambio climático y en el otro 50% debida a cambio en el cultivo (poda, fertilización, riesgo).

Para facilitar discernimiento, exponemos datos de grado en la zona de Rioja Alta, como valores medios en el periodo 1978 y 1983 (¡).

Presentamos para cada localidad un quebrado que significa grado de uva tinta, grado de uva blanca:

Anguciana (12,71º / 10,6º). Briones (12,21º / 11,54º). Casalarreina (11,61º / 10,93º). Foncea (11,48º / 9,59º). Fonzaleche (11,52º / 10,31º). Haro (11,54º / 10,31º). Ochánduri (11,77º / 10,95º). Rodezno (11,77º / 11,60º). Villalba (11,57º / 10,69º). Zarratón (11,52º / 10,75º).

El lector puede calibrar el cambio en su viñedo. Por ejemplo, en el 2017 se puede haber conseguido en Haro 13,8º en tinto y 13,3º en blanco. Los ascensos son en tinto +2,26º y en blanco +2,99. Al cambio climático atribuiríamos 1,13º en tinto y 1,5º en blanco.

Hemos de expresar el valor aproximado de estas consideraciones pues el periodo elegido como base (1978-1983) no está libre de excepciones o peculiaridades: 1981 (otoño más cálido del siglo XX. 1982 (temperaturas máximas en julio, posiblemente máximas del siglo XX). 1983 (máxima lluvia del siglo en julio, gota fría en Vizcaya). Una circunstancia interesante es que no todo se explica por temperaturas. En julio de 1982 sufrimos tardes con 42º C y la uva resultó con apenas 11,7º en blanca y 12,11º en tinta. Inferior a las graduaciones actuales con temperaturas inferiores. Todo esto confirma que la incidencia del cambio climático se inició lejos en el tiempo, pero es acusada desde 2005.

En la memoria personal no inciden tanto las temperaturas como los vientos que, de brisa fresca variable al atardecer antaño en esta comarca, hasta ciclos de vientos fuertes.

Recientemente, Greenpeace ha expresado que España es el país europeo con mayor riesgo de desertización. Años atrás alardeaba el antiguo régimen de ser España el país europeo que más transformaba secano en regadío. No son noticias, sino obviedades que se derivan, no de pensamientos profundos, sino de ver que Europa proyecta hacia el Sur tres penínsulas de las cuales la mayor es la Ibérica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos