El otro Gordo de Navidad

El otro Gordo de Navidad

El comercio de bitcoin es residual, casi nulo, pero el récord de cotización de diciembre afloró varios nuevos millonarios

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Confiesa el cronista que, pese a seguir desde hace meses las noticias y cotizaciones del bitcoin, sigue sin entender prácticamente nada. Habrá leído usted casos anecdóticos de la compra de una vivienda o de un coche pagados en bitcoin, pero sepa que el comercio de las criptomonedas sigue siendo residual, casi nulo, si bien los movimientos especulativos en los mercados de cotizaciones han aflorado nuevos y discretos millonarios: «Sí, por supuesto que los hay; desde clientes que hace tiempo decidieron comprar unos euros o universitarios que oyeron alguna campana: en La Rioja y, no hablo de miles de euros, sino de cientos de miles o incluso algún millón».

David Maeztu es quien confirma estos hechos, socio del despacho de abogados riojano '451.legal', con sedes también en Madrid y Murcia. Se especializó hace ya años en las criptomonedas: «Soy abogado especialista en tecnología y en 2012 tuve curiosidad por este tema; en la actualidad el 80% del tiempo de mi trabajo lo dedico a asesoramientos y cuestiones legales de criptomonedas». El gran punto de inflexión del bitcoin lo marcó el pasado mes de diciembre. En 2009, su primer año de existencia, no valía nada. En el 2010, el techo lo marcó en 0,39 dólares, pero en diciembre del pasado año llegó a cotizar a casi 19.900 dólares. Es decir, si usted hubiera invertido 200 dólares en bitcoin en el año 2010 hubiera podido llegar a tener más de 1,5 millones de dólares.

GANANCIAS Y PÉRDIDAS SEGÚN EL MOMENTO DE INVERSIÓN

Periodo // Cambio en dólar // Cambio porcentual
Ayer (10 de febrero) 8
183$ -4,36%
Hace 7 días 8
187$ -0,04%
Hace 30 días 13
452$ -41%
Hace 6 meses 4
111$ +99%
Hace un año 1
010$ +710%
Hace dos años
383$ +2035%
Hace cinco años 25$ +32
412%

2017 fue el año del gran 'pelotazocoin' y las cifras desorbitadas de diciembre (la cotización actual está en el entorno de los 8.000 dólares, es decir, menos de la mitad que el pico de hace apenas dos meses) multiplicaron las consultas de '451.legal': «Los abogados habitualmente tratamos problemas y, para mí -explica David Maeztu-, es muy agradable tratar con clientes felices». Entre el 30 y 40% de la facturación de '451.legal', con clientes en todo el país, está ya relacionada con las criptomonedas. «Consultas fiscales, declaraciones de la renta, asesoría de inversión, creación y gestión de empresas para 'minados'...», detalla Maeztu.

La fiscalidad era uno de los puntos oscuros del bitcoin que, poco a poco, comienza a aclararse: «La AEAT ya confirmó que las operaciones con bitcoin están exentas de IVA y que la fiscalidad aplicable para la compraventa son las de las ganancias patrimoniales [como las acciones], entre el 19 y el 23% del rendimiento». «Se paga bastante menos que por trabajar -continúa-, cosas de la fiscalidad española y, por ejemplo, la 'minería' de bitcoin puede suponer una fiscalidad de hasta el 45% como rendimiento del trabajo».

El comercio

La web 'coinmap' indica, por registro voluntario, los comercios y servicios profesionales que admiten pagos con bitcoin. Además de '451.legal', la empresa de transporte 'Tramos Rioja', de servicios de transporte y de taxi, acepta el pago en bitcoin: «De momento, no hemos materializado ninguno, aunque un cliente sí nos ha hecho una consulta para pagar con bitcoin», explica Pruden López, gerente de la empresa. «Tengo un amigo -continúa- que está muy metido en este mundo y decidí probar porque, al fin y al cabo, estamos aquí para satisfacer al cliente, es decir, no es un objetivo de negocio pero por qué no vamos a ofrecerlo».

Fuera del 'coinmap', el gimnasio logroñés Sonia Navarro anuncia también que admite pagos en bitcoin, mientras que en El Rasillo la casa rural El Olmo ha sido pionera también en su sector: «Empezamos a ofrecer el servicio hace unos meses tras interesarnos hace año y medio por la tecnología y tenemos varios clientes que han pedido información, pero lo cierto es que nadie ha efectuado un pago en bitcoin hasta la fecha», apunta Cristian Aser Hernández, copropietario de la casa rural. «Ahora mismo -continúa- la criptomoneda sube y baja sin parar pero creo que en el futuro se estabilizará y puede ser un método de pago muy interesante para el cliente; nosotros ahí estaremos».

Maeztu confirma en este sentido que sí puede ser una moneda del futuro, ya que considera que el sistema de cadena de bloques es una auténtica revolución tecnológica: «Va a afectar a la banca, a las energéticas, a los aseguradoras...; de hecho, los bancos ya tienen participaciones en ripple [hay decenas de criptomonedas diferentes, no sólo bitcoin] para intercambios entre ellos, aunque los reguladores tienen mucho miedo porque es muy difícil rastrear las criptomonedas y puede ser una gran oportundiad para el blanqueo o el narcotráfico por ejemplo».

De momento, Maeztu recomienda «prudencia»: «Mi consejo -explica- a todos los que vienen por aquí es que esto no es la Bolsa, no hay fundamentales ni análisis por lo que es muy difícil anticipar movimientos». «Es decir -continúa-, que no hay que invertir un solo euro en criptomonedas que no se esté dispuesto a perder». Oferta y demanda pura y dura, sin regulación alguna: si todo el mundo compra 'lotocoin' sube como la espuma, pero ¿y si todo el mundo se poner a venderlo a la vez?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos