Todos los diputados riojanos votarán hoy a favor del cupo vasco

Imagen del exterior del Congreso de los Diputados, en Madrid. :: R. Villalón/
Imagen del exterior del Congreso de los Diputados, en Madrid. :: R. Villalón

El Gobierno riojano asume la legalidad del cupo vasco pero exigirá solidaridad interterritorial

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

El Gobierno de La Rioja asume el reconocimiento constitucional del cupo y del Concierto Económico, aunque mantiene sus recelos sobre la aportación real que el País Vasco realiza a la solidaridad interterritorial gracias a su propio sistema de financiación, que será actualizado con las nuevas cifras para el quinquenio 2017/2021 hoy en el Congreso de los Diputados.

Además de la ventajosa financiación vasca por habitante, el Estado ha acordado con el País Vasco la devolución de 1.400 millones de euros por desajustes desde el año 2007 y reducirá también el cupo base, que sirve de referencia para calcular los aportes para el periodo 2017/2021 en unos 230 millones de euros. Mientras tanto, el resto de comunidades autónomas sigue a la espera de un nuevo acuerdo para su financiación que se había anunciado para finales de este año y que deberá seguir esperando.

Únicamente Ciudadanos, con una enmienda a la totalidad por su rechazo frontal al sistema, y Compromís, en este caso porque sigue sin resolverse la actualización de la financiación autonómica para el resto, han anunciado que votarán en contra. Así, los diputados riojanos de PP, PSOE y Podemos, como sus grupos parlamentarios, ratificarán hoy el cupo.

«Entendemos que el criterio de solidaridad interterritorial debería quedar más claro» Alfonso Domínguez Consejero de Hacienda

«El cupo vasco está reconocido y no debe servir para enfrentar a las comunidades autónomas» Mar Cotelo Diputada del PP por La Rioja

«La desidia general del PP con el resto de autonomías no debe obstaculizar un acuerdo bilateral» César Luena Diputado del PSOE

«La Comunidad Valenciana arrastra un grave problema de financiación desde hace muchos años» Sara Carreño Diputada de Podemos

A nivel institucional, Alfonso Domínguez, consejero de Hacienda del Gobierno de La Rioja, señala que «desde La Rioja pedimos el cumplimiento de tres principios básicos: la armonización fiscal entre comunidades autónomas, la transparencia del sistema y la solidaridad interterritorial». «Respecto a la armonización y la transparencia, entendemos que la tendencia es positiva, pero el criterio de solidaridad está más diferido, ya que depende de cada ejercicio fiscal y entendemos que debería quedar más claro». «Si no hay solidaridad -explica el consejero riojano- no hay igualdad entre autonomías y ciudadanos».

El voto a favor del 'blindaje' del Concierto Vasco en el año 2009 supuso para el diputado riojano del PSOE, César Luena, un momento difícil de su carrera política. Siete años después, es ahora el Gobierno del PP, necesitado también del apoyo del PNV a los Presupuestos, el que ha acordado la actualización del cupo vasco. El propio Luena desliga una cuestión de la otra, aunque advierte irónicamente: «Cuando el PSOE acuerda con los nacionalistas vascos es 'traición', pero cuando es el PP es 'responsabilidad de Estado'». «Han pasado varios años desde entonces -continúa- y, como se ha visto, ninguna norma fiscal vasca ha perjudicado a La Rioja».

Sobre la votación de hoy, César Luena tiene claro que «ha habido una desidia general que ha llevado al PP a incumplir sus compromisos de financiación con el resto las comunidades autónomas, pero eso no debe impedir ni obstaculizar un acuerdo bilateral». El diputado socialista sí cree en todo caso que «el País Vasco debería contribuir al esfuerzo común con un fondo de solidaridad propio de nueva creación».

Mar Cotelo, diputada del PP por La Rioja, señala que «lo primero que hay que pedir a los grupos políticos es responsabilidad», responde en clara alusión a Ciudadanos: «El cupo vasco no debe servir para enfrentar a las comunidades autónomas, está reconocido por la Constitución y, tanto el Gobierno como el Parlamento, tienen la obligación de cumplir la ley».

La diputada popular entiende que «el cupo no es un privilegio, sino un sistema diferente y paralelamente se está negociando la financiación autonómica para el resto». «Cuando no hay mayorías absolutas -continúa- los tiempos de las negociaciones las marca el Parlamento y no el Gobierno y también hay que ser conscientes de que para el país es muy importante conseguir aprobar los Presupuestos del Estado».

Sara Carreño, diputada de Podemos, respeta la decisión de sus socios valencianos de Compromís de rechazar el cupo, pero entiende que no es un caso equiparable al riojano: «La Comunidad Valenciana arrastra un grave problema de infrafinanciación y lo respetamos, pero también desde Podemos entendemos que cada comunidad autónoma puede pedir lo que le corresponde sin oponerse a un acuerdo bilateral como éste». «Nosotros votaremos 'sí' -continúa-, aunque haya una maniobra del PNV para ligar este apoyo al futuro de los Presupuestos del Estado».

Las preguntas

¿Qué es el concierto conómico vasco?

El concierto económico vasco es el marco que regula las relaciones financieras entre el País Vasco y el Estado central reconocido por la Constitución. Es una excepción en el panorama internacional. Data de 1878 tras las guerras carlistas.

¿Y el cupo?

Es la cantidad que el País Vasco debe pagar al Estado cada año por los servicios que éste último presta por las competencias no transferidas. Se revisa y se negocia cada cinco años, aunque no se había actualizado desde el 2007 por falta de acuerdo.

¿Y la recaudación propia?

En el País Vasco recaudan las diputaciones forales los impuestos y devuelven al Estado los gastos pactados en el cupo. Además, deciden los tipos tributarios (conflicto por las 'vacaciones fiscales'), con el único límite de que la ley establece que la presión fiscal será «similar al resto del Estado».

¿Como se calcula el cupo?

Desde 1982, el País Vasco paga al Estado el 6,24% de la renta estatal (el 1,6% en el caso de Navarra). El porcentaje es el peso de cada autonomía en el Estado en 1982. Ahora bien, ambos territorios han prosperado por encima de la media y no se han actualizado los porcentajes.

¿Qué incluye el acuerdo?

El acuerdo que hoy vota el Congreso incluye tanto el ajuste de las liquidaciones pasadas (desde 2007) y las futuras (hasta 2021). Respecto al primer punto, el Estado ha reconocido la devolución al País Vasco de 1.400 millones, que se descontará en el pago de los próximos cupos.

El cupo base para el 2017 se ha establecido en 952 millones (una vez descontados los 344 en que se ha cifrado el traspaso de la competencia de políticas activas de empleo). Anteriormente, antes del traspaso de las políticas de empleo, el Estado presupuestaba el cupo (2015 y 2016), en torno a 1.525 millones de euros. Es decir, se rebaja el cupo base en unos 230 millones de euros.

¿Qué opinan los expertos?

El comité de expertos que redactó el informe sobre la financiación autonómica consideró que el País Vasco y Navarra debían contribuir más a la solidaridad interregional por su alta renta per cápita. La reforma de la financiación sigue atascada y nada de este principio existe tampoco en el acuerdo del cupo vasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos