El Gobierno deberá escolarizar a Adrián en un centro ordinario

El Gobierno deberá escolarizar a Adrián en un centro ordinario

Los padres desestimaron la educación combinada al no haber llegado a un acuerdo previo al juicio

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

La Justicia ha fallado a favor de los padres de Adrián Tobías Amilburu, un niño logroñés de 11 años que padece epilepsia y hemiparesia, reconociendo «el derecho de a su escolarización en un centro de educación ordinaria en la ciudad de Logroño». Después de haber permanecido el curso 2015-16 formándose con una educación combinada entre el centro ordinario Escolapias y el especial Los Ángeles, por recomendación del Gobierno de La Rioja, este mismo organismo dictaminó la escolarización de Adrián en el segundo durante el último año.

«Antes del juicio nos conformábamos con la educación combinada, pero al no haber llegado a un acuerdo con la Consejería de Educación pedimos al juez la escolarización completa de nuestro hijo en un centro ordinario y eso es lo que ha decretado el juez», aclaraba ayer la madre de Adrián, Sonia Amilburu, a Diario LA RIOJA. La familia, apoyada por la Fundación Gerard, reclamó la escolarización completa del niño en un centro ordinario entendiendo que es lo más positivo para su evolución e integración en la sociedad.

«Estamos muy contentos de que se haya hecho justicia, pero es muy triste que haya que ir a juicio para obtenerla. Los gastos judiciales han salido de nuestro dinero y, por fortuna, lo tenemos para defender los derechos fundamentales de nuestro hijo», critica Sonia Amilburu. A partir de ahora, eso sí, los padres desconocen si el Gobierno de La Rioja debe ponerse en contacto con ellos aunque, como explicó el consejero Alberto Galiana a este periódico, «buscaremos el máximo cumplimiento de la sentencia dotando al centro que corresponda de los máximos recursos posibles».

Adrián podría incorporarse, junto a sus excompañeros, a 4º de Primaria, pero no se sabe aún si el centro será Escolapias. «No tenemos ningún problema con ningún centro, al contrario. Sólo queremos el bienestar de nuestro hijo, que no esté de aquí para allá», afirma la madre de Adrián.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos