El Gobierno culpa a la concesionaria y la DGT a los conductores

Iñigo de la Serna./
Iñigo de la Serna.

A. AZPIROZ NAVACERRADA (MADRID).

Una vez superada la crisis llega el momento de endosar responsabilidades. Según cada criterio, las culpas fueron a parar desde a los que se aventuraron por la carretera, pese a la que se avecinaba, hasta a un Gobierno central o una concesionaria de la autopista de peaje que no garantizaron la circulación. A quien primero se puso en el centro de la diana fue al Ejecutivo central. El PSOE denunció «falta de previsión» y «mala gestión una vez más». El líder de Podemos, Pablo Iglesias, señaló que «la falta de previsión es un clásico cada invierno». «Muchos vivas al Rey y mucha bandera, pero la corrupción y la incompetencia son la realidad del Gobierno», atacó Iglesias. Para Ciudadanos, «no se entiende que no se cerraran los accesos a la autopista si no se ponían los métodos para evitar el caos». Los tres partidos exigieron las comparecencias en el Congreso de los ministros del Interior y Fomento.

Explicación en el Congreso

La respuesta del Gobierno fue inmediata y por dos vías. La primera, aceptando que el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ofrezca explicaciones en la Cámara baja. La segunda, descargando responsabilidades en Iberpistas, la concesionaria de la AP-6. En declaraciones a la Ser, De la Serna avanzó de que se abrirá un expediente informativo a la empresa encargada de mantener el tramo de unos 35 kilómetros de carretera en el que quedaron atrapadas miles de personas. Pero también se examinará toda la actuación del departamento que dirige, que «en definitiva, es únicamente el titular de la autopista», justificó el titular de Fomento.

Iberpistas devolvió la pelota al tejado del Ejecutivo y aseguró que el pasado viernes puso en marcha el plan invernal bajo la coordinación directa de Fomento y la DGT. Y Tráfico, por medio de su director general Gregorio Serrano, aseguró que «se anunció con antelación y se recomendó con insistencia que no se circulara el sábado por tarde por las vías afectadas, pero desgraciadamente no fue así». También, que «no se escatimó en recursos ni en horas». Es decir, que, según la DGT, la culpa fue de los miles de atrapados. Sea como fuere, el temporal obligó a cerrar de nuevo la noche de ayer la AP-6; además de la AP-61 y la AP-51, también en Segovia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos