El Gobierno central autoriza a Unión Fenosa a extraer el gas natural de Sotés durante 30 años

Un operario trabaja en la planta de procesado del gas ubicada en Sotés. :: justo rodríguez
Un operario trabaja en la planta de procesado del gas ubicada en Sotés. :: justo rodríguez

La operadora recibe la concesión definitiva de explotación de la bolsa, lo que le permitirá abrir un ramal en el pozo para remontar la producción

PILAR HIDALGO SOTÉS.

El Consejo de Ministros acabó ayer con la larga interinidad que rodeaba al yacimiento riojano de gas natural. El Proyecto Viura, que explota la bolsa de combustible situada en el subsuelo entre Sotés y Hornos de Moncalvillo, recibió ayer de este órgano gubernamental la autorización definitiva que llevaba esperando desde febrero del 2012.

Esto supone que el consorcio que lidera Unión Fenosa Gas, como operadora y socia mayoritaria del proyecto, junto a Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi y Oil & Gas Skills obtiene la concesión para extraer gas natural de la bolsa riojana durante un periodo de 30 años y deja, en consecuencia, de producir y comercializar el hidrocarburo en régimen de prueba como lo venía haciendo desde principios del 2015.

La resolución gubernamental, sustanciada en un real decreto, contempla además que la autorización se puede prorrogar por dos periodos sucesivos de diez años.

La promotora deberá ahoracompartir sus ganancias con los dueños de las fincas del entorno de los sondeos

La concesión otorgada ayer por el Consejo de Ministros desbloquea la situación en un momento en que el Proyecto Viura había visto mermada en los últimos meses su capacidad productiva en casi una tercera parte respecto de su registro máximo. Del yacimiento riojano se llegaron a sacar 300.000 metros cúbicos de combustible al día, pero en estos momentos no pasaban de los 80.000 metros cúbicos por jornada, casi tres veces menos.

El director del Proyecto Viura, Luis Carmona, explicó que «ha habido una llegada de agua a las capas internas del subsuelo y le ha restado productividad». Por esto, Unión Fenosa Gas pretendía ejecutar un ramal en el pozo 'Viura 1' (el situado en término de Sotés) para desviar el punto de extracción y hacer remontar la producción. Ahora podrá emprender esta actuación, que la promotora había previsto iniciar el próximo mes de octubre, dado que para llevarla a cabo necesitaba la citada concesión definitiva.

Los esfuerzos de Unión Fenosa Gas se centran en este primer sondeo, ya que comprobó que el 'Viura 3' (el que se horadó en la jurisdicción de Hornos de Moncalvillo) es «mal productor» y lleva ya tiempo sin funcionar. Los trabajos dirigidos a acometer la desviación se estima que se prolongarán durante «tres o cuatro meses», un periodo durante el que el consorcio dejará de producir y, por tanto, comercializar el gas natural riojano.

Por otro lado, una vez que la operadora ha recabado la autorización definitiva deberá abonar en concepto de impuesto el 4% del valor de la producción anual que obtenga a la Comunidad Autónoma de La Rioja y a los ayuntamientos donde se ejecutan los trabajos; además del 1% a los propietarios de las fincas situadas en un radio de 1,5 kilómetros alrededor de las dos perforaciones de Sotés y Hornos. Carmona precisó que, dada la caída en la producción que han registrado, en estos momentos el grupo factura entre 5 y 6 millones de euros al año.

Más

Fotos

Vídeos