El Gobierno abona 4,6 millones a 5.403 funcionarios por la carrera profesional

Begoña Martínez y Alfonso Domínguez. /GOB. RIOJA
Begoña Martínez y Alfonso Domínguez. / GOB. RIOJA

Para Martínez Arregui, el complemento «es una de las herramientas clave para favorecer la modernización de las administraciones públicas»

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

El Gobierno de La Rioja ha abonado a 5.403 funcionarios (incluidos los interinos, personal docente y temporal) 4,6 millones de euros en la nómina de diciembre por el complemento de carrera profesional. Así lo anunció ayer la portavoz del Ejecutivo, Begoña Martínez Arregui, al término de la reunión del Consejo de Gobierno.

El abono se produce después de que el pasado miércoles se aprobara el decreto que regula la reactivación de la carrera profesional en la administración pública de La Rioja, que establece un modelo basado en la evaluación del desempeño de los empleados públicos. Un texto que se aprobó el pasado noviembre en el marco de la Mesa de Negociación y el comité de empresa con los votos a favor de los sindicatos UGT, CSIF y STAR.

Para Martínez Arregui, el mencionado complemento es una de las herramientas clave para favorecer la modernización de las administraciones públicas, porque «se incrementa la motivación y satisfacción de los trabajadores y, por tanto, la prestación de nuestros servicios públicos».

«El objetivo es que la evaluación redunde en la mejora de la calidad del servicio público» ALFONSO DOMÍNGUEZ / CONSEJERO DE HACIENDA

Por su parte, el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, que compareció en rueda de prensa junto a Martínez Arregui, detalló que la carrera profesional consiste en la progresión voluntaria de grado de los empleados públicos, sin necesidad de cambiar de puesto de trabajo, para lo que el Gobierno regional aprobará anualmente una convocatoria de acceso, en la que se valorará la trayectoria y actuación profesional, la calidad de los trabajos realizados, los conocimientos adquiridos y transferidos y el resultado de la evaluación del desempeño. Con ello, el Gobierno persigue que «la evaluación de cada uno de estos aspectos redunde en la mejora de la calidad del servicio público que prestan a la ciudadanía».

Domínguez recordó el compromiso que adquirió este Ejecutivo de reactivar el complemento una vez superada la crisis económica. El sistema plantea cuatro grados, de modo que los empleados públicos pueden ir subiendo en la escala una vez que hayan cumplido una serie de requisitos, como completar el periodo de permanencia establecido para cada uno de ellos, obtener la puntuación mínima necesaria y mantener una evaluación positiva durante el periodo de permanencia en el grado de carrera.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos