«La gente no puede permitirse un año de parón para prepararse una oposición»

C.N. LOGROÑO.

El hecho de que la Oferta Pública de Empleo del 2018 esté de momento en el aire tiene otro efecto en las academias en las que forman a los aspirantes a funcionarios y aunque para algunas es prematuro hablar de consecuencias del posible parón de la OPE, para Ana Belén García, del centro de estudios Pilar Cuartero, lo cierto es que «la gente no puede permitirse un año de parón para prepararse una convocatoria, quien sólo se puede dedicar a eso pues sí, pero hay muchos que no y esto es un problema».

Desde el punto de vista de las academias, cree que les puede afectar porque «hay gente que está apuntada ahora mismo y que se podría borrar» y desde el punto de vista del alumno «se nota una incertidumbre brutal y total», apunta. Pero no sólo por las consecuencias que la falta de presupuestos podría tener sobre las plazas que se ofertarán este año, también por el retraso que se está produciendo en algunas convocatorias, como las de operario, subalterno y auxiliar administrativo que, de seguir el mismo patrón que el año pasado, se deberían haber convocado ya para celebrarse en marzo. Lo mismo ocurre con las oposiciones a TECAE, antiguo auxiliar de Enfermería, de las que, dice, no se sabe nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos