García-Calzada aspirará a presidir la Cámara para que «una sola cabeza sirva y una a las empresas»

El presidente de la FER, Jaime García-Calzada, en una imagen de archivo / Sonia Tercero

El presidente de la FER afirma que no quiere «una guerra» como la del 2005 y retirará su proyecto si no logra «venderlo a otra probable candidatura»

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

El presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada, anunció ayer en declaraciones a Diario LA RIOJA su decisión de concurrir a las próximas elecciones de la Cámara de Comercio para propiciar «la unión empresarial» y conseguir que, «a través de una sola cabeza que ponga en común los objetivos de ambas instituciones», se consiga una mayor coordinación entre ambos organismos, «la unidad» de los empresarios y la prestación de unos servicios «más eficaces y eficientes».

García-Calzada, que ayer mismo concitó el respaldo unánime de la comisión permanente de la FER a su propósito, garantizó que esta decisión no desembocará en «una guerra» como la vivida hace más de una década cuando su antecesor, Julián Doménech, le disputó el cargo a José María Ruiz-Alejos, el presidente cameral, en los comicios de enero del 2006. Al contrario, el presidente de la FER avanzó que se retirará de la carrera electoral si no logra vender su idea de unidad empresarial a otra probable candidatura que, con seguridad, no estará encabezada por Ruiz-Alejos, quien ya confirmó su renuncia tras más de quince años en el cargo.

Profesional
Director gerente del Hotel Marqués de Vallejo de Logroño lleva más de dos décadas vinculado a la patronal turística riojana y nacional. Es miembro del comité ejecutivo de la CEOE, el máximo órgano de representación de los empresarios y autónomos españoles.
Trayectoria al frente de la patronal riojana
. Fue elegido presidente de la FER en sustitución de Julián Doménech (del que era uno de sus tres vicepresidentes) en marzo del 2013 por 214 votos a favor y 3 en blanco. Su candidatura fue la única presentada a las elecciones. García-Calzada fue reelegido para un segundo mandato de cuatro años en marzo del año pasado. Su lista, también la única presentada a los comicios, obtuvo un respaldo histórico270 votos a favor y uno en blanco. Ningún aspirante a llevar el timón de la patronal riojana había obtenido hasta ese momento un refrendo tan abrumador.

García-Calzada, quien hoy se propone reunirse con el presidente de la Cámara para comunicarle personalmente sus intenciones, aseguró que la colaboración entre ambas instituciones «ha ido muy bien», pero ahora «estamos ante la oportunidad de ir un paso más allá en la unión empresarial, remar en la misma dirección, poner objetivos comunes claros y evitar duplicidades a través de una sola cabeza, de un único presidente», que «coordine y oriente» hacia dónde enfocar los pasos para que «los servicios que se prestan a los empresarios riojanos sean más eficaces y eficientes». Eso sí, ambos organismos mantendrán sus singularidades (la FER es una asociación privada y la Cámara una corporación de derecho público) y los trabajadores tienen sus empleos «asegurados», tranquilizó.

«No voy a entrar en guerras; si no integro a otro probable aspirante, me retiraré» Jaime García-Calzada | Presidente de la FER

García-Calzada, quien cuenta en su proyecto «con el actual equipo humano y técnico de la Cámara». añadió que su decisión responde a «una petición que me vienen haciendo los empresarios desde hace años» y subrayó que «ya hay varias comunidades autónomas en las que la representatividad de sus empresarios aglutina a la organización patronal y a la Cámara de una forma positiva».

Los argumentos del presidente de la FER (unidad del empresariado, coordinación institucional, eficacia y existencia de precedentes exitosos en otras regiones) son básicamente los mismos que en el 2005 llevaron a Doménech a competir con Ruiz-Alejos en una campaña plagada de abundantes y duras acusaciones entre ambos, y que llegó hasta los tribunales. En este sentido, García-Calzada se muestra tajante y asegura que no quiere «una guerra» como la que se vivió entonces, de forma que se retirará de la carrera electoral si su candidatura puede dar pie a tensiones o fisuras en el empresariado riojano.

Las elecciones se celebrarán en el primer semestre de este año, según prevé el Gobierno regional, administración tutelante de la Cámara, y a la que todavía ayer García-Calzada no había informado de sus planes. El candidato o candidatos no necesitarán presentar avales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos