Ganadores en la carrera de obstáculos

Las autoridades atienden las explicaciones en el área de etiquetado y retractilado de conservas del CEE de Aspace-Rioja. :: Juan Marín/
Las autoridades atienden las explicaciones en el área de etiquetado y retractilado de conservas del CEE de Aspace-Rioja. :: Juan Marín

El CEE, que ayer celebró una jornada de puertas abiertas, cuenta con un centenar de trabajadores y un volumen de negocio de más de 1,5 millones El Centro Especial de Empleo de Aspace conmemora sus 22 años

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA LOGROÑO.

Con la casa abierta en agradecimiento a toda la sociedad riojana. El Centro Especial de Empleo (CEE) de Aspace-Rioja celebró ayer una jornada de puertas abiertas para conmemorar sus 22 años de actividad en un acto en el que participaron, entre otros, el consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana; la consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca; la presidenta del Parlamento regional, Ana Lourdes González; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; y el delegado del Gobierno, Alberto Bretón.

«Seguimos haciéndonos cada vez más fuertes», destacó la presidenta de Aspace-Rioja, Manuela Muro, quien agradeció «la mano siempre tendida de las administraciones públicas, las entidades privadas y la sociedad riojana» tanto con la Asociación de Personas con Parálisis Cerebral desde su nacimiento en 1982 como con el centro de empleo, alumbrado en 1996 y que hoy puede presumir de haberse convertido en una empresa con 80 puestos de trabajo que son cubiertos con casi un centenar de empleados, el 95% de ellos con alguna discapacidad, y un volumen de negocio que el pasado año superó el millón y medio de euros.

A lo largo del acto también tomaron la palabra, a través de un vídeo, los trabajadores del centro, en concreto Ramón Hernáiz y Nuria Tobías, quienes resaltaron que, en su labor, «sentir que se confía en ti es casi más importante que lo económico».

Con una cartera de más de 200 clientes, el centro divide su actividad en cinco áreas -gestión de embalajes; limpieza y lavandería de oficinas y edificios; Appspace (gestión de correspondencia, marketing directo, transporte urgente...); manipulados industriales; y gestión de tres gasolineras- y cuenta en la actualidad con 96 trabajadores, 64 fijos, de los que 91 son discapacitados (31 psíquicos, 48 físicos y 12 sensoriales).

Hacia la empresa ordinaria

«El trabajo es un medio para que ellos puedan vivir su vida, pero el objetivo último debe de ser su tránsito a la empresa ordinaria», destacó, por su parte, Paloma García, coordinadora del centro, quien detalló que el pasado año se consiguió con cuatro empleados. Uno de ellos, José Miguel Cejudo Goñi, subió al atril, desde el que tras narrar su itinerario hasta su empleo actual en Manufacturas Vental reclamó: «Somos gente de mucho provecho, dadnos una oportunidad».

La ausencia de última hora del presidente José Ignacio Ceniceros provocó que la voz del Ejecutivo riojano fuese la de Alberto Galiana, quien alabó la «gran labor de Aspace al contribuir a remover las barreras de todo tipo» y animó a las administraciones públicas, a la sociedad civil y al empresariado «a seguir trabajando juntos para superar nuevas barreras y avanzar hacia la plena igualdad de oportunidades de las personas con capacidades diferentes».

Finalmente, Cuca Gamarra trasladó su agradecimiento a Aspace «por todo lo que ha ayudado a transformar la sociedad para hacerla mejor y avanzar hacia el objetivo de la plena inclusión», un camino, advirtió, que «no hemos acabado, pero los sueños se cumplen y si logramos una sociedad unida, más plena y más justa conseguiremos la igualdad absoluta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos