Fundación Tutelar amplía plantilla e instalaciones

Las nuevas medidas responden a un incremento de las personas que necesitan de amparo

EUROPA PRESS Logroño

El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, ha presidido esta tarde la reunión del Patronato de la Fundación Tutelar de La Rioja en la que, entre otros asuntos, se ha analizado la actividad de este organismo social durante 2017 y se ha abordado el plan de actuación para 2018.

Escobar ha explicado que se trata de una entidad que ampara a personas que, por distintas circunstancias, necesitan la protección de la administración regional en la gestión económica, social y jurídica de su vida. El Gobierno de La Rioja les ofrece además, si es necesario, los recursos residenciales disponibles para garantizar su bienestar.

Asimismo, ha subrayado que los datos de atenciones avalan la necesidad de este servicio, que no ha parado de crecer desde su nacimiento. "Año a año, el número de personas atendidas por la Fundación Tutelar crece de manera sostenida, su trabajo se incrementa y su importancia social se ve revalidada", ha indicado.

Para dar respuesta a este incremento en la demanda del servicio, el Gobierno de La Rioja prevé ampliar a lo largo del próximo año sus instalaciones en el número 15 de Jorge Vigón, añadiendo un nuevo piso situado en el 1º derecha. Además, se finalizará la ampliación de la plantilla, con la incorporación de un educador social y el refuerzo del área administrativa.

La Fundación Tutelar ha manejado durante el 2017 un volumen de expedientes cercano a los 570 casos. A fecha de diciembre, la entidad contaba con 477 expedientes activos, el 3,4 por ciento más que en 2016. De ellos, 273 se corresponden con personas mayores de edad incapacitadas judicialmente (238 tutelas y 35 curatelas), 62 con personas con medidas provisionales y 142 con menores cuya tutela corresponde al Gobierno de La Rioja.

65 años y con demencia

Respecto al perfil de los usuarios mayores de edad, Escobar ha explicado que se corresponde con el de una persona mayor de 65 años, que vive en recursos residenciales públicos y que sufre una enfermedad mental (el 56 por ciento) o un deterioro cognitivo-demencia (24 por ciento), aunque también un importante porcentaje tiene una discapacidad intelectual (el 16 por ciento).

Una de las novedades que ha marcado la gestión de la entidad durante el 2017 ha sido la incorporación de la figura de los auxiliares de tutela, para lograr un contacto más directo, regular y humano con las personas tuteladas. Estos profesionales se encargan de realizar acompañamientos médicos, revisar los buzones periódicamente, hacer las compras de ropa u otros enseres que necesiten los tutelados en residencia o visitar regularmente a aquellos que residen en sus domicilios.

"Su labor excede el ámbito administrativo para ofrecer un trata más humano y combatir la soledad y el aislamiento que lamentablemente, sufren las personas tuteladas en numerosas ocasiones", ha resaltado el consejero de Políticas Sociales.

Este mismo objetivo comparte otra de las novedades del 2017 en la Fundación Tutelar y que ha sido el inicio de dos programas de voluntariado. Uno dirigido a acompañar a enfermos terminales que se encuentran en un centro hospitalario, que se ha activado en dos ocasiones durante este año y que los enfermos han valorado de forma muy positiva; y otro para realizar acompañamientos en residencias con la Fundación Canfranc, la ONG Kaipacha Inti y Desarrollo y Asistencia. Acompaña Rioja.

Asimismo, se ha puesto en marcha un programa de información y asesoramiento a familiares que ha realizado 68 atenciones individuales.

Asesoramiento jurídico, económico y social

En cuanto a las líneas de actuación para el próximo año destaca la atención integral de los cargos tutelares encomendados judicialmente. En este sentido, se van a incorporar la figura del educador social para potenciar la adquisición y el mantenimiento de los hábitos necesarios para el desarrollo de una vida en el hogar del tutelado, así como su integración social.

Se va a intensificar la información y el asesoramiento a familias para evitar que aquellas personas con familiares que puedan asumir su tutela tengan que ser amparados por la Fundación Tutelar. El asesoramiento se extenderá a temas jurídicos, económicos y sociales.

Hay que recordar que la Fundación Tutelar de La Rioja nació en año 2003 con 20 usuarios y que, desde entonces, cada año ha aumentado el número de personas atendidas y se prevé que siga creciendo debido al aumento de la esperanza de vida, que provoca un envejecimiento de la población y que en ocasiones repercute en la disminución de las capacidades de la personas, convirtiéndose en dependientes y requiriendo mayores recursos para su atención. Asimismo, este aumento puede estar relacionado con los cambios en el modelo de familia y los cambios demográficos y sociales que provocan que cada vez sea mayor el número de instituciones que ejercen la tutela y mayor el número de personas tuteladas por las mismas.

Se va a seguir ofreciendo el programa de divulgación y difusión de la entidad mediante la asistencia y colaboración en charlas, conferencias, jornadas y reuniones. Se seguirán estableciendo cauces de coordinación y colaboración con asociaciones y entidades que trabajan en el ámbito de las personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o deterioro cognitivo.

El próximo año se va continuar con el proyecto de intervención socioeducativa en pisos tutelados en nuestra comunidad y se van a revisar caso por caso los tutelados en centros fuera de La Rioja para ver la posibilidad de acercamiento.

Otras actuaciones previstas durante el 2018 son seguir trabajando con el SOS Rioja para la atención de llamadas de urgencia fuera del horario laboral de la Fundación Tutelar, continuar trabajando en el protocolo de actuación de servicios de acompañamiento a cita médica, DNIs, asistencia a juicio; y continuar la colaboración con las entidades sociales para los programas de voluntariado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos