«Las fuerzas armadas son una necesidad muy real, como el seguro de una casa»

Alejandro Alvargonzález, ayer en la UR. :: Jonathan Herreros
/
Alejandro Alvargonzález, ayer en la UR. :: Jonathan Herreros

El diplomático interviene en los VII Diálogos de Seguridad y Defensa de la Universidad de La Rioja Alejandro AlvargonzálezSecretario general para Asuntos Políticos de la OTAN

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

El secretario general para Asuntos Políticos y de Seguridad de la OTAN, Alejandro Alvargonzález, participó ayer en los VII Diálogos de Seguridad y Defensa de la Universidad de La Rioja. Alejandro Alvargonzález (Vigo, 1959) es licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Honduras, Egipto, Cuba y Suiza y ha sido director del gabinete del secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior; así como cónsul general de España en Ginebra, Nápoles; y en Shanghái, subdirector general para Asia, Pacífico y América del Norte; y subdirector General de Relaciones Económicas en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Del 2008 al 2012 ejerció como embajador de España en Bosnia y Herzegovina.

- ¿Por qué cree que no se apuesta abiertamente por ampliar el presupuesto de las fuerzas armadas?

- España, al haber adquirido el compromiso con la OTAN en la cumbre de Gales de llegar a un 2% del PIB en el presupuesto de Defensa, deberá llegar a él. Es verdad que en este momento el presupuesto es, aproximadamente, del 0,9%; por tanto, España debe hacer un esfuerzo si quiere situarse en los niveles a los que se ha comprometido. ¿Por qué no se ha hecho hasta ahora? Primero, porque hemos pasado por una crisis financiera, y en segundo lugar, España es un país en el que la opinión pública no tiene una percepción de inseguridad ni conocimiento de los asuntos de seguridad que implique exigir soluciones sobre la clase política para invertir en Defensa y, por tanto, es más fácil reducir partidas en este área.

«España es un país en el que la opinión pública no tiene una percepción de inseguridad»«La criminalidad organizada y el terrorismo, en este momento, van de la mano»

- ¿Considera que la opinión pública no es consciente de la labor que realiza el Ejército?

- España tiene soldados en lugares como Mali, Somalia, Iraq, Líbano... ¿Y por qué están ahí? Para evitar que los males que se producen allí nos lleguen aquí. Es lo que algunos llaman defensa avanzada. Ningún país en el mundo ha renunciado a tener una defensa y unas fuerzas armadas, y hay una serie de motivos detrás, entre otros, porque hay nuevas amenazas, las híbridas. La OTAN ha considerado «influencia maligna» los procesos de desinformación, que también es una forma de agresión. Todo lo que ocurre en nuestro entorno es importante para nosotros, incluido África del Norte y Oriente Medio. Las fuerzas armadas son una necesidad muy real, como el seguro de una vivienda, que uno lo paga todos los años y piensa en para qué hasta que sucede algo. Lo ideal es que las fuerzas armadas no tengan que actuar nunca porque sean lo suficientemente eficaces como para no osar retarlas.

- Algún país sí prescinde de Ejército. ¿Qué puede suponer a un país renunciar a sus Fuerzas Armadas?

- Hay dos: Costa Rica, que dice no tener ejército pero sí tiene una guardia nacional; e Islandia, que es miembro de la OTAN y está protegido porque su posición estratégica lo merece. Liechtenstein y Mónaco son países de soberanía limitada y, en el caso del segundo, está en manos de Francia. También se podría citar al Vaticano, pero son microestados. No tener ejército puede suponer estar expuesto a las actuaciones de todo género que en este momento desarrollan actividades para subvertir el propio orden democrático y la propia seguridad, como el Daesh, Al Qaeda... La criminalidad organizada y el terrorismo, en este momento, van de la mano. Y la piratería... En el Índico, son las fuerzas armadas las que lo están arreglando. Ahora hay en el golfo de Guinea porque no hay fuerzas armadas en esas áreas. En su momento Pablo VI dijo que hoy la paz se llama desarrollo y alguno llegó a decir que era comunista por decir aquello. Ahora se dice que, aunque la paz es desarrollo, para lograrlo precisas de seguridad.

- ¿La salida de Reino Unido de la Unión Europea le restará seguridad?

- El Reino Unido ha jugado un papel limitado en la Unión Europea a nivel de seguridad y defensa, ha estado más presente en la OTAN y ahí va a continuar. No creo que podamos hablar de grandes efectos, por lo menos en defensa, la industria defensiva es un tema distinto...

- ¿No destinar el presupuesto que se debería puede provocar vulnerabilidad?

- Por supuesto. La ineficacia de una fuerza armada la hace más vulnerable, se necesita estar al día y estar en contacto con la tecnología, el mundo de la universidad... Los ciberataques, por ejemplo, son diarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos