El fuego que aviva la tradición

Mayores y pequeños, ningún alfareño ni visitante quiso faltar a la cita de la quema de los Judas :: sonia tercero/
Mayores y pequeños, ningún alfareño ni visitante quiso faltar a la cita de la quema de los Judas :: sonia tercero

Aspirante a ser fiesta de interés turístico nacional, Alfaro dio fuego a 111 Judas a mediodía de ayer

ERNESTO PASCUAL

alfaro. Quienes paseaban en el mediodía de ayer las calles alfareñas lo hacían con la mirada alta. Observando esos fugaces habitantes que habían despertado al Domingo de Resurrección y, colgados entre fachada y fachada, atraían flashes, miradas y sonrisas. Desde primera hora de la mañana, miles de personas recorrieron las calles alfareñas para conocer a los protagonistas de una de sus tradiciones más arraigadas y antiguas, la Quema de los Judas.

Un total de 111 colgaban en las calles Catalanes, Araciel, Cuatro Esquinas, Trasmuro, Tudela y en el paseo La Florida. Este alto número era el reflejo de lo querida que es esta tradición por los vecinos. Declarada fiesta de interés turístico regional en el 2005, la quema de los Judas se retrotrae en Alfaro hasta la Edad Media, aunque ningún historiador ha podido cifrar su origen concreto. Y aspira con pasión a ser fiesta de interés turístico nacional.

Desde ahí llega al siglo XXI gracias al arraigo y dedicación que le prestan los alfareños. Por grupos de vecinos, desde octubre, se afanan en elaborar los muñecos. Y estos Judas del 2018 reflejan la evolución de su elaboración: los había como los de toda la vida, hechos con papel, paja, esqueleto de madera y embutidos en ropa vieja antes de llevarlos al fuego; pero la mayoría exhibían una elaboración magistral, artesanal, cariñosa, como los de los grupos de Araciel y Tudela.

Los muñecos alfareños volvieron a ofrecer una ácida mirada a la actualidad política Varios pueblos riojanos mantuvieron ayer la tradición dando fuego a sus respectivos Judas

Los de la calle Araciel eran de los primeros en arder, en esta ocasión ,dedicados en 27 peleles a la serie de dibujos 'Vicky, el vikingo'. Y con un mensaje: una de sus impulsoras, Mari Carmen Ortega, se quemaba a sí misma, caracterizada de peluquera, para invitar a los jóvenes a que cojan el relevo y mantengan la tradición.

Cada vez son más los que dan forma a los Judas de la calle Tudela, pero también abiertos a manos jóvenes interesadas. Esta calle viajaba a la Roma clásica para, a través de 60 Judas y espectaculares estructuras, lanzar la crítica ácida social hacia la actualidad política nacional e internacional, con el nexo de la crisis catalana. Desde Jordi Pujol y Marta Ferrusola como Rómulo y Remo padres de la actual crisis, desfilaron por la calle los diversos protagonistas de la actualidad caracterizados según personajes de la mitología romana, todos ellos relatados con unas irónicas coplas que despertaron la sonrisa de todos.

Con el mediodía avanzado en los relojes, el fuego fue dando cuenta de cada Judas. Fue quemándolos en un acto de purificación, de resurrección, de apartar lo negativo para que lo bueno nos visite en días y meses próximos. Como manda la tradición.

Arnedo, Cornago, El Redal, Valdeperillo y Huércanos celebraron también el Domingo de Resurrección con el prendido de Judas. En Cenicero, sin embargo, la tradición quedó este año interrumpida por falta de iniciativas para la quema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos