La fruta, una crisis estructural

La fruta de hueso se amontona en las cooperativas riojanas. :: m.f.
La fruta de hueso se amontona en las cooperativas riojanas. :: m.f.

La UAGR-COAG alerta de la crisis de precios en origen y de la desaparición progresiva de unos cultivos emblemáticos en la regiónLa producción de hueso cae en La Rioja de 3.713 a 1.348 hectáreas en quince años

MARÍA FÉLEZ CALAHORRA.

La UAGR-COAG ha alertado de la crisis de precios en origen de la fruta de hueso. Según el sindicato agrario, el problema se está convirtiendo «en una crisis estructural que está derivando en un cambio del modelo productivo que supone la desaparición progresiva de cultivos antes emblemáticos en La Rioja, como el melocotón o la nectarina». Así explica que «la situación es de completo deterioro del mercado, con salidas de producto en muchos casos sin precio de venta».

El sector hortofrutícola, sin ayudas europeas, cada vez tiene menos importancia en nuestra comunidad, debido a fenómenos como las irregulares condiciones climáticas, la competencia de las importaciones incontroladas desde terceros países, el aumento de la producción y mayor coincidencia de calendarios de producción y las consecuencias del veto de Rusia a determinados productos hortofrutícolas.

La fruta en La Rioja (hectáreas)

Cultivo1990200020102015
Melocotón, nectarina15221255573544
Ciruela746526387324
Cereza445586566480

La Rioja ha pasado de dedicar 3.713 hectáreas a frutas de hueso en 1990 a 1.348 en el 2015. Las estadísticas agrarias son demoledoras en el caso del melocotón y la nectarina que han pasado de 2.522 hectáreas cultivadas en 1990 a las 544 que se registraron en el 2015 (último dato contabilizado); algunas menos a día de hoy, según los agricultores riojanos.

El sindicato agrario es tajante: «La actual campaña de melocotón y nectarina está resultando crítica para la rentabilidad de los productores». Y es que, durante el mes de julio las cotizaciones continuaron cayendo y se situaron en torno a los 0,45 euros por kilo para las primeras calidades de melocotón y nectarina y 0,25 euros/kilo para las de menor calibre, niveles que no son remuneradores para el agricultor por estar por debajo de los costes de producción.

Tras varios años en los que las cotizaciones han sido bajas o muy bajas, la UAGR considera que no se trata de una situación coyuntural, sino que se ha tornado en una cuestión estructural que necesita ser abordada en profundidad, porque está derivando en un cambio de modelo productivo hacia «una fruticultura sin fruticultores».

Por todo ello, la Unión solicita medidas urgentes para paliar la difícil situación. Entre ellas, está la ampliación del cupo de medidas contra el veto ruso en melocotón y nectarina, con cantidades extraordinarias por distorsión de mercado; o la intensificación de las actuaciones para evitar la especulación en la cadena, de tal manera que se propicie un reparto justo del valor generado en la misma, mediante el aumento de los controles.

La UAGR también demanda la activación de diversas medidas económicas excepcionales para los fruticultores, como la condonación de las cuotas a la Seguridad Social, ayudas y moratorias para los préstamos contraídos o la reducción a cero de los módulos para la fruta dulce en el cálculo de la renta de 2017, ante la ausencia de beneficios.

En este sentido, COAG exige un análisis en profundidad de la realidad productiva del sector de la fruta, por zonas, variedades y calendarios, imprescindible para poder valorar actuaciones como el apoyo al arranque. Finalmente, pide un aumento de los esfuerzos en promoción de la fruta dulce producida en el estado español o la potenciación de las producciones de calidad y apoyo a la creación de marcas de calidad.

Fotos

Vídeos