La ola de frío deja sin clase a 39 alumnos del Camero Nuevo y el Alto Najerilla

Vecinos de El Rasillo limpian el parabrisas de su vehículo de la nieve acumulada. :: justo rodríguez/
Vecinos de El Rasillo limpian el parabrisas de su vehículo de la nieve acumulada. :: justo rodríguez

La adversa meteorología originó retrasos en el tren entre Logroño y Madrid y sepultó bajo un grueso manto blanco el bar de Valdezcaray

P. HIDALGO LOGROÑO.

El temporal de frío que azota a la Península ocasionó ayer diversas incidencias en La Rioja. La presencia de hielo y nieve en las carreteras regionales impidió que 39 niños riojanos pudieran acudir a sus centros educativos en transporte escolar. En concreto, se suspendieron las rutas que acercan a alumnos de diversos municipios cameranos al colegio de Ortigosa, perteneciente al CRA Cameros Nuevo, y al IES La Laboral, en Lardero.

Asimismo se registraron problemas por hielo en la carretera de la zona de las Viniegras, lo que imposibilitó que escolares de Mansilla y Villavelayo pudieran asistir a su cita con las aulas en el colegio de Viniegra de Abajo, perteneciente al CRA Entrevalles. De igual modo, se suspendió el itinerario que lleva a cuatro alumnos de Mansilla al IES Esteban Manuel Villegas en Nájera.

TEMPERATURAS

Localidad Mín
Máx.
Alfaro 2,3º 5,7º
Arnedo 1,6º 4,5º
Calahorra 2,4º 6,3º
Ezcaray -3,2º 0º
Haro 0,7º 4,7º
Logroño 1,8º 5,2º
San Román -4,5º -0,9º
Santa Marina -5,8º -2,1º
Urbaña -7,1º -2,2º
Villoslada -5º -2º FUENTE
Gobierno de La Rioja

Los problemas no sólo se centraron en las carreteras, sino también en la conexión ferroviaria entre Logroño y Madrid. El tren de la tarde del lunes arribó a la capital riojana con cerca de dos horas de retraso, ya que se habían congelado parte de las vías por el intenso frío. Esto provocó una espera superior a una hora en el intercambiador de Plasencia de Jalón (Zaragoza).

Ayer este tren salió de Logroño con una demora de 55 minutos, puesto que al llegar tarde el día anterior a la capital riojana, el maquinista debía esperar a que se cumplieran sus horas reglamentarias de descanso. A esto se sumó que hubo que rebajar la velocidad del ferrocarril por las condiciones meteorológicas. De este modo, nuevamente el tren entró en Madrid con dos horas de retraso.

En la estación de esquí de Valdezcaray, el bar-cafetería El Freskito, situado en la cota 1.800, amaneció ayer prácticamente enterrado por la nieve caída en los dos últimos días, informa Javier Albo. En la zona en la que se sitúa, al final del telesilla de Rehoyo, se acumulan en torno a 1,70 metros de espesor, lo que es poco menos de la altura de la puerta de la cabaña de madera, cuyo tejado soportaba también una gruesa capa. Entre la nieve caída y la acumulada alrededor por efecto del viento, El Freskito parecía haber desaparecido del paisaje. «No es habitual», señaló el gerente de la estación, Gonzalo Morrás, que remite la imagen a las grandes nevadas. Ayer se procedió a 'desenterrar' El Freskito.

El mal estado de numerosas vías condujo al Gobierno de La Rioja a movilizar quince equipos por todo el territorio de la región. La situación, lejos de remitir, se recrudece hoy cuando la AEMET mantiene activada la alerta amarilla por riesgo de nevadas a partir de los 300 metros. La alerta se amplía en la sierra a bajas temperaturas, que podrían alcanzar los -7 grados.

Al cierre de esta edición, había que circular con cadenas por la presencia de nieve en todos puertos de red secundaria (La Rasa, Sancho Leza, Montenegro, Peña Hincada y La Pradilla).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos