FRANQUEZA CAMERANA

JOSÉ ANTONIO DEL RÍO - COMO EL JUEVES

Propone el PSOE que el presidente del Gobierno regional visite el Congreso de los Diputados en fecha próxima por ver si con su proverbial franqueza camerana es capaz de poner luz en ese vidrioso asunto en el que hasta este día ha habido más de penumbra y de amnesia que de luz y verdad. Pongamos que, por recordar, hablo de la compra de la sede del PP en la muy principal vía logroñesa dedicada a la duquesa de la Victoria. El hogar adonde los populares riojanos se mudaron en la primavera del 2008 dejando atrás la transición del blanco y negro al color, del gris marengo de la oposición a los brillos del poder que gestaron en el vetusto piso de la calle Alférez Provisional, histórico domicilio cuyas paredes hoy remozadas podrán presumir de guardar para siempre secretos inconfesables. Pero no uno ni dos. Decenas de secretos, cientos de confidencias y de conversaciones irreproducibles, acaso de confabulaciones, de conspiraciones incluso... Vamos, todo aquello que corresponde a una de las extensiones regionales de una organización contra la que incluso un juez de la Audiencia Nacional (José de la Mata) abrió causa hace un par de años por entenderla partícipe en delitos de agrupación criminal, asociación ilícita, falsedad, blanqueo y hasta aquí, que no es cosa menor.

También dijo aquel juez que le surgían dudas, serias, sobre cómo se liquidó el asunto de la sede de La Rioja y que no le salían las cuentas así les diese cien vueltas o más. Que le cantaban los 200.000 que habían aparecido en un asiento de los papeles de Bárcenas, de la contabilidad B del PP si es que ésta hubiera existido alguna vez y no fuera, vaya a saber, un desvarío del tal señor llamado Bárcenas -Luis sé fuerte- que también contó en fecha y hora cómo le había hecho llegar la pecata minuta, los 200.000 del ala, al entonces senador Carlos Cuevas, cuya malérrima memoria le privó de explicarse con propiedad ante el juez.

En fin, son recuerdos para una noche del final del verano que el PSOE resucita para intentar llevar a José Ceniceros al Congreso por ver si con su proverbial franqueza camerana es capaz de poner luz en ese vidrioso asunto de la primavera del 2008.

Fotos

Vídeos